Director de Banda

José Manuel Tristán Becerra: Clasicismo de padre a hijo en la música de banda

  • Tiene la responsabilidad de dirigir la banda del Maestro Tejera, una de los formaciones musicales más populares de Sevilla.

Tomó el relevo de manos de su padre, Pepín Tristán, al frente de la Banda en noviembre del 2006 a la entrada en Omnium Sanctorum de la Reina de todos los Santos, al igual que su padre sucedió a su abuelo, Manuel Pérez Tejera, en el mismo escenario pero en el año 1971. A sus 45 años, casado y con dos niñas, vive la Semana Santa como un cofrade más “aunque pendiente de que la banda vaya acompañando bien al paso, haciendo nuestra labor para ayudar a andar a los costaleros”. En este sentido, José Manuel afirma que es un gran error que una banda quiera erigirse en protagonista. “Hay que limitarse a tocar bien, pero el protagonista es el paso”, comenta.

Califica de “clásico” el repertorio de la Banda del Maestro Tejera, “vamos incorporando algunas marchas nuevas que sean buenas, aunque la mayoría de lo actual no vale nada”. Hay marchas que nunca incorporaría al repertorio, cita dos: Callejuela de la O y Caridad del Guadalquivir. “Mi padre hizo una gran labor por trabajar para unas hermandades que también son muy clásicas y se adaptan perfectamente a nuestro estilo y nosotros a ellos, por lo que no tenemos problemas”. Considera que parte de culpa del “flojo nivel” de las marchas actuales la tienen las hermandades y los costaleros “quienes muchas veces para el lucimiento te exigen tocar ciertas cosas, aunque yo no cambiaría el repertorio de Tejera por mantener un contrato”.

El panorama actual de la música cofradiera lo ve en un gran momento, “con bandas que cada vez tocan mejor”. En cuanto a composición, “afortunadamente, dentro de esta mediocridad están surgiendo grandes compositores como José de la Vega, José Manuel Delgado o Manuel Marvizón”. Entre sus músicos favoritos elige a Pedro Gámez Laserna “uno de los mejores si no el mejor”. Sus marchas preferidas son Amarguras y La Madrugá. Si tuviera que elegir un momento con la banda, se queda con el acompañamiento al palio de la Concepción del Silencio en la salida extraordinaria de 2004 “de día y con luz. Fue muy bonito y emotivo”.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios