La Macarena crea una fundación para gestionar los donativos

  • Era necesario para aplicar a los entes que colaboren con el Año Jubilar las exenciones fiscales Servirá para potenciar la acción social.

La Hermandad de la Macarena ha creado una fundación para gestionar los donativos que recibe y para potenciar sus obras sociales. Se trata de un anhelo que existía en la hermandad que se ve ahora materializado por ser esta figura uno de los requisitos pedidos por el ministerio de Hacienda después de que el Senado declarara el Año Jubilar concedido a la corporación con motivo del cincuenta aniversario de la Virgen de la Esperanza acontecimiento de excepcional interés público, motivo por el que le otorgó "los máximos beneficios fiscales" contemplados en el artículo 27 de la Ley 49/2002, de 23 de diciembre, de régimen fiscal de las entidades sin fines lucrativos y de los incentivos fiscales al mecenazgo.

La constitución de la fundación Esperanza Macarena se publicó en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (Boja) el pasado 26 de noviembre. Sus fines son los siguientes: "La asistencia e inclusión social de colectivos en riesgo de exclusión o con mayores dificultades, tales como las familias, infancia, juventud, personas mayores y dependientes y personas con deficiencias físicas, psíquicas y sensoriales. La promoción de acciones de voluntariado. La promoción de actividades culturales y artísticas en todas sus manifestaciones. Y, por último, promover y realizar todas aquellas actuaciones posibles en el ámbito de la educación y la formación para el desarrollo intelectual, teológico y espiritual de todos los sectores de la población bajo el ideario de la fe católica".

El hermano mayor, Manuel García, explica que la creación de esta fundación se relaciona directamente con el Año Jubilar, aunque podría continuar tras la finalización de este "para fomentar la acción social y aumentar la capacidad para captar donativos y subvenciones". El teniente hermano mayor, Santiago Álvarez Ortega, abunda en el porqué de si creación: "Es un anhelo desde hace años y ahora, con la celebración del Año Jubilar, tras pedir la hermandad la declaración de acontecimiento de excepcional interés público, el Ministerio de Hacienda nos los pidió como requisito para canalizar los donativos". El siguiente paso es la creación de un consorcio en el que, además de la Hermandad como entidad organizadora, participan el Ministerio de Hacienda y el Ayuntamiento. En su seno es donde se dictamina a qué donaciones se les puede aplicar las exenciones fiscales.

Los personas físicas que colaboren con su donativo se podrán beneficiar de una deducción fiscal del 30%, y las jurídicas de un 40%. Además, una empresa que desee participar en un evento de este tipo, y que reciba el visto bueno del consorcio, puede figurar en la publicidad, pudiéndose desgravar hasta un 90% de los gastos publicitarios del acontecimiento.

Con la creación de esta fundación la Hermandad de la Macarena podrá captar muchos más donantes, tanto personales como empresas, que ayuden a sufragar los importantes gastos que supone la celebración del Año Jubilar. Además, será un importante instrumento para potenciar, todavía más, su ya importante obra social, con la posibilidad de ponen en marcha en el futuro nuevas acciones caritativas, algo que resalta Santiago Álvarez: "Se ha aprovechado la redacción de los estatutos para que sea una importante herramienta asistencial, cultural, artística o educativa. Las posibilidades que ofrece a la hermandad son muy importantes".

El presidente del patronato de la fundación Esperanza Macarena es el hermano mayor, Manuel García García, y el resto de miembros son los componentes de la junta de gobierno. Una vez constituida la fundación, cuya escritura pública fue otorgada el pasado 30 de julio, queda pendiente la creación del consorcio con el ministerio de Hacienda y el Ayuntamiento.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios