Tiendas de capirotes

María del Río: Del cartón cosido a mano al capirote de rejilla

De sus manos han salido miles de capirotes en los 30 años que lleva al frente de la Antigua Casa Rodríguez, en calle Alcaicería 10. Desde agosto empiezan a fabricar los capirotes que se venderán en los días de Cuaresma, cuando más demanda hay, sobre todo los últimos quince días “cuando se forman las famosas colas porque todo el mundo lo deja para última hora”, explica María. La tienda fue fundada en el año 1816 por el bisabuelo de su tío, y desde sus comienzos se dedicaron sobre todo a la venta de capirotes para nazarenos y a la confección de pelucas para imágenes, aunque posteriormente, y por la demanda existente, fueron ampliando el número de artículos hasta llegar a vender todo lo relacionado con el mundo de las cofradías.

Otro de los artículos más solicitados por los cofrades son las telas de costales y todo lo relacionado con el mundo del martillo y la trabajadera: “tenemos multitud de telas estampadas para hacer costales, morcillas, zapatillas, fajas. Vendemos muchos equipos completos”, comenta. Pero quizás el artículo estrella del establecimiento sea el famoso capirote de rejilla que se ha puesto de moda en los últimos años y que se vende prácticamente en mismo número que el tradicional de cartón cosido a mano: “Lo tenemos patentado y antes de presentarlo oficialmente lo probamos algunos años con muy buenos resultados, sobre todo en hermandades que tienen capirotes altos, y también en antifaces de terciopelo”. Este artículo surgió ante la demanda de la clientela más habitual por probar algo nuevo que aliviara las molestias del capirote, y según los que lo han probado, “va muy bien porque es muy ligero, además de transpirable, y se puede guardar fácilmente al ser totalmente plegable”. 

Cuando llega Semana Santa le queda poco tiempo para ver pasos, pero aprovecha cuando cierran a las ocho y media de la tarde para irse a las sillas de la carrera oficial y poder ver los desfiles procesionales, porque, “para que no haya nazareno que se quede sin capirote, abrimos hasta el Sábado Santo”.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios