La Pastora de San Antonio y la Virgen de la Alegría salen este fin de semana

  • Las imagenes recorrerán San Lorenzo y la Judería el sábado y el domingo respectivamente.

Dos procesiones de gloria recorren las calles de la ciudad el próximo fin de Semana. El sábado sale la Divina Pastora de las Almas del convento franciscano de San Antonio de Padua, mientras que el domingo es la Virgen de la Alegría la que sale en procesión desde la parroquia de San Bartolomé, en la Judería.

La Pastora sale el sábado a las 8 de la tarde para recorrer las siguientes calles de los barrios de San Lorenzo y San Vicente: San Vicente, Santa Ana, Flandes, Manuel Font de Anta, Hernán Cortés, parroquia de San Lorenzo (entrada por la puerta trasera y salida por la plaza), plaza de San Lorenzo, Conde de Barajas, Jesús del Gran Poder, Padre Tarín, plaza de la Gavidia, Baños, Martínez Montañés, Pascual de Gayangos, Teodosio, Marqués de Mina, plaza de San Antonio, San Vicente, y entrada sobre las 0:30.

Según los expertos, la imagen se podría encuadrar dentro del círculo del escultor Montes de Oca. Unos la creen realizada en 1730 y donada por un canónigo de Lima; otros en torno a 1750. El cordero lo talló en 1972 Francisco Buiza.

La imagen se dispone a los pies de un árbol, generalmente figurado con hojas de álamo plateado. En primer plano hay un Niño Jesús vestido de pastorcito. El paso lleva candelabros y respiraderos en metal plateado, éstos últimos agrandados en 1997, al empezar a usar la hermandad una antigua parihuela del palio de la Virgen del Dulce Nombre.

La Virgen de la Alegría sale el domingo a las 19:30 desde la parroquia de San Bortolomé, situada en la Judería. El recorrido de la procesión es el siguiente: San Bartolomé, Virgen de la Alegría, Levíes, plaza de las Mercerdarias, Conde Ibarra, plaza de Ntro. Padre Jesús de la Salud, plaza de Ramón Ibarra Llosent, federico Rubio, Fabiola, plaza de Santa María la Blanca, San José, Levíes, San Bartolomé, y entrada sobre las 23:30.

La Virgen de la Alegría es una talla anónima, quizá de la escuela de Roque Balduque (s. XVI), transformada después en figura de candelero o de vestir. El paso lleva peana neoclásica, airoso juego escalonado de candelabros realizados en la dácada de los 30 del siglo XX, respiraderos bordados por Carrasquilla y moldurón del orfebre Armenta (ambos de 1956).

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios