Polémica La gestión del patrimonio

Templos: cultos y cultura

  • Los obispos del Sur delegan en el arzobispo de Sevilla la tarea de buscar un acuerdo con la Junta por el cobro de entrada a iglesias restauradas con dinero público

Condenados a entenderse. La polémica sobre el cobro de las visitas culturales a algunos templos restaurados con dinero público fue uno de los puntos tratados la pasada semana en Córdoba en la reunión conjunta de los obispos de Andalucía (Obispos del Sur), una cita que comprende las diócesis de Sevilla, Granada, Almería, Cádiz y Ceuta, Córdoba, Guadix, Huelva, Jaén, Asidonia-Jerez y Málaga. El intercambio de cartas entre Luciano Alonso, consejero de Cultura, y Juan José Asenjo, arzobispo de Sevilla, tuvo su respuesta por parte de los prelados andaluces, quienes encomendaron al ordinario hispalense la tarea de entablar un diálogo tendente a encontrar una solución a la polémica.

La controversia comenzó después de que la Iglesia decidiera cobrar una entrada por la visita a la colegial de Santa María de los Reales Alcázares de Úbeda, un templo que llevaba tres décadas cerrado y que pudo reabrir tras invertir la administración autonómica más de seis millones de euros en su rehabilitación. La gota que colmó el vaso de la Junta fue la noticia, publicada por este periódico, de que iban a comenzar unas visitas culturales a la colegial del Salvador a un precio de 12 euros. Alonso se apresuró a afirmar en el Parlamento que la Iglesia no podía cobrar una entrada o restringir el acceso a un templo restaurado con dinero público. Ese mismo día emplazó a al arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo a entablar un diálogo.

El Arzobispado de Sevilla salió al paso de esas declaraciones y aseguró que el cobro de estas visitas se justificaba por los gastos que genera: guías, limpieza, seguridad y para las propias tareas de conservación de los inmuebles. Asenjo, en cualquier caso, emplazó a la reunión de Córdoba para conocer la respuesta de la Iglesia. Y ésta fue que los obispos han dejado en manos del prelado sevillano la tarea de entablar un diálogo con la Junta. "Los obispos han encomendado al arzobispo de Sevilla que le exprese al consejero de Cultura la necesidad de reanudar los trabajos de la Comisión Mixta de Patrimonio Cultural". En las próximas semanas se tienen que sentar las bases de un acuerdo que satisfaga a todos. La Iglesia accede a negociar y la Junta pide que se cumplan con los principios de "legalidad, reciprocidad y generosidad" y que se abran los templos a los ciudadanos. Aunque los obispos recuerdan: "Es de todos conocido que los templos, cuya finalidad es el culto, se abren diariamente".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios