Cuando la fotografía se transforma en arte y sentimiento

  • El calendario de la Imprenta Rojo, con imágenes de Salazar-Bajuelo y Javier Mejía, causa furor entre los cofrades.

Un año más el calendario de la Imprenta Rojo ha visto la luz. Un almanaque con fotos cofrades que se edita desde el año 1998, aunque ha habido años en los que las fotografías no eran de temática cofradiera. Su responsable es Javier Mejía Rojo, quien los hace para sus clientes, aunque asegura "que nos los quitan de las manos, siempre viene gente preguntando por ellos". Y es que cuando llega el año nuevo, multitud de cofrades intentan conseguir este tesoro que cuenta con fotografías de la dupla formada por Fernando Salazar y Ángel Bajuelo, y el propio Javier Mejía, consiliario de la hermandad del Valle, que empezó con la cámara y el trípode cuando sólo contaba con 14 años.

Para este fotógrafo, de estilo "clásico", las imágenes más fotogénicas con el Cristo de la Buena Muerte de los Estudiantes, y el de la Salud de San Bernardo. También le gusta mucho captar instantáneas de la Esperanza Macarena y el Gran Poder, "por lo que significan por sí solas estas imágenes". Entre sus fotografías favoritas se encuentra una que le hizo al crucificado de la Universidad por la Avenida de Roma y otra del Nazareno del Silencio en su discurrir por la Madrugada.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios