Joaquín Sainz de la Maza

"De ningún modo me siento el candidato continuista"

Fue el primero en anunciar que formaría una candidatura para concurrir a la presidencia del Consejo. Joaquín Sainz de la Maza Conesa, sevillano de 65 años de edad, está casado y tiene tres hijos. Es licenciado en Derecho, aunque no ha ejercido como abogado, dedicando su vida profesional a la empresa familiar. Fue hermano mayor de la Macarena entre 1993 y 2001. Durante sus años de mandato se celebró, entre otros hitos, el cuarto centenario fundacional de la cofradía. Ha sido presidente de la junta rectora de la Hermandad de las Nieves y desde 2013 es presidente-delegado de Manos Unidas Sevilla. En su equipo van cinco consejeros de la actual junta superior, aunque en ningún caso se siente un candidato continuista. "Nuestra forma de trabajar será diferente". Aspira a servir a las hermandades y, asegura, que sería necesario encontrar una sede más adecuada para la institución, "si todos estamos de acuerdo", aunque sin prisas.

-¿Cómo ha visto la campaña?

-Intensa y muy enriquecedora por los muchos contactos que hemos tenido con los hermanos mayores, resultando muy fructíferos y en  un ambiente muy cordial. Ha sido una campaña muy respetuosa.

-¿Cree que ha podido perjudicarle lanzarse tan pronto a la carrera? ¿Por qué lo hizo? 

-En ningún caso. Yo había tomado una decisión, creía que reunía las condiciones necesarias para ser presidente, tengo disponibilidad para ello y decidí anunciarlo. ¿Para qué aguardar si ya lo tenía claro y decidido?

-¿Se siente el candidato continuista? 

-No, de ningún modo. Que en nuestro equipo continúen cinco consejeros de la actual junta superior, que representan el 24% del total,no significa que seamos continuistas. Continúan porque he confiado en ellos como cofrades y por su buena capacidad de gestión. Nuestra forma de trabajar será diferente a la de la junta que termina. Habrá cambios.

-¿Está confiado?

-Estoy sereno y seguro de que los hermanos mayores decidirán lo que más convenga al futuro Consejo. Confío  en que hayan entendido de mí personalmente, y de mi equipo, nuestras intenciones como candidatura. Confiado de que, hasta ahora, hemos realizado el trabajo que queríamos desarrollar.

-Dicen que suyas son las glorias. ¿Se puede ser presidente sin ellas? 

-Los hermanos mayores de estas corporaciones tienen suficiente capacidad y conocimiento para decidir la orientación de su voto. Sí, es cierto que he estado próximo a ellos en los últimos años, cuando he sido presidente de la junta rectora de la Hermandad de las Nieves. No se puede, ni se debe, ser presidente sin ellas, pues son miembros natos del Consejo con los mismos  derechos y deberes que las de las otras secciones.

-¿Espera ganar por una mayoría amplia?

-Esperamos haber convencido a los hermanos mayores en nuestros encuentros y obtener su confianza para configurar la próxima junta superior. La preocupación de nuestra candidatura es ofrecer y servir, sobre todo servir. Trabajamos para ganar y poder servir a todas las hermandades.

- Explique su proyecto.

-El programa de una junta superior está perfectamente establecido en los estatutos. Queremos recuperar la confianza de los hermanos mayores y fortalecer la institución. Trabajar, escuchar y servir a todos es nuestro pilar fundamental. Poner en práctica los servicios de asesoramiento establecidos en los estatutos y una mejora sustancial en la comunicación tanto interna como externa.El trabajo diario será el que muestre a los hermanos mayores nuestras intenciones y serán ellos los que nos exijan y expongan sus opiniones y sugerencias en los plenos y asambleas.

-Destaque el máximo acierto y el máximo fracaso del Consejo saliente.

-Considero que la junta superior saliente ha hecho cuanto ha podido por las hermandades; han sido tiempos difíciles, que nadie desearía. En todas las instituciones existen aciertos y fallos; soy muy respetuoso con el trabajo realizado por todos sus miembros y le tenemos que agradecer la dedicación y el esfuerzo que han puesto en ello.

-¿Es necesaria una nueve sede para el Consejo?

-Es necesaria una sede idónea y útil para el uso cotidiano. La actual sede no reúne las condiciones óptimas para el trabajo de la junta superior,ni para los plenos y asambleas, además de los inconvenientes de accesibilidad. No obstante, es una cuestión ardua porque un cambio requiere una transformación profunda. Estudiaremos la viabilidad de ese cambio. Si todos estuviésemos de acuerdo, trabajaríamos por ello, pero sin urgencias.

-¿Qué hará con las hermandades que esperan entrar en la nómina de la Semana Santa?

-Es respetable que las hermandades que no procesionan en los días de Semana Santa pretendan hacerlo, pero es una cuestión  que dependerá del resto de las hermandades. Está perfectamente regulado en los estatutos. Si una hermandad aspira a ello,  la  junta superior pondrá los medios para la necesaria consulta y aprobación, si llegase el caso, por parte de los hermanos mayores.

-¿Qué sería del Consejo si no explotara la Carrera Oficial?

-El trabajo del Consejo no se centra únicamente en esa cuestión económica, sino que abarca otras parcelas: la organización obligada e ineludible de las estaciones de penitencia a la Catedral, actividades de formación, asesoramientos múltiples, apoyo, potenciación de recursos, acompañamiento, encuentros varios, representatividad y portavocía ante otras instituciones y otras muchas funciones que hoy día hacen indispensable su existencia y un  buen funcionamiento, coordinado todo por  la junta superior.

-¿Está obsoleta la actual Semana Santa?

-Creo que no, pues continuamos celebrándola con la solemnidad y seriedad que requiere. Ciertamente, no sólo ha cambiado la vivencia de la Semana Santa por parte de un sector de la sociedad sevillana, sino que también se ha transformado el ambiente en  las  calles. Estamos en permanente evolución y la Semana Santa no puede estar ajena  a ella, manteniendo,  obviamente, el carácter e idiosincrasia de las cofradías en sus estaciones de penitencia, sin olvidar, en modo alguno, la dimensión religiosa de las mismas, haciendo hincapié en lo sustancial y no en lo accesorio.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios