Las obras del Gran Poder ascienden a 400.000 euros

  • Urbanismo dará licencia para una reforma en la que la mitad del presupuesto se destinará al blindaje del camarín del Señor para casos de catástrofe

Comentarios 25

La Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento concederá sin mayores problemas a la Hermandad del Gran Poder la licencia de obra necesaria para afrontar la reforma del altar del Señor y otros trabajos de remodelación del templo. Esta gran obra de acondicionamiento tiene un coste superior a los 400.000 euros, de los que aproximadamente la mitad se destinarán al blindaje del camarín del Señor para asegurar su protección en casos de incendio, catástrofes u otros accidentes. La hermandad había guardado celosamente el dato referente a la cuantía total de las obras, pero el hermano mayor lo desveló la pasada semana con ocasión del cabildo general anual. El importe será sufragado, en principio, gracias a la aportación de hermanos anónimos.

Como es sabido, esta obra requerirá del cierre de la basílica durante seis meses, por lo que las imágenes titulares de la cofradía serán trasladadas al convento de Santa Rosalía, en la calle Cardenal Spínola, después de Semana Santa.

La superficie construida del templo y las instalaciones anexas tienen una extensión de 1.757,20 metros cuadrados, mientras que la superficie que será objeto de la intervención principal mide 145 metros cuadrados. Se trata, sin duda, de la zona más sensible del proyecto. Las obras incluyen la instalación de un sistema de detección automática de incendios que permita notificar con la suficiente antelación y eficacia el inicio de un fuego. El proyecto contempla también la instalación de hasta dieciséis cámaras de seguridad que, como avanzó Diario de Sevilla, reforzarán la seguridad de la basílica, tomando y archivando imágenes de forma continua. Lo más novedoso de las obras es el sistema de protección del camarín, que se compone de un telón de cortafuegos antivandálico y que en caso de incendio o cualquier otra anomalía se cierra de forma hermética. Este sistema se complementa con unas nuevas puertas de acceso al camarín con resistencia al fuego durante 120 minutos y que serán forradas como las actuales para evitar un indebido impacto visual en la estética de la basílica.

Tanto el telón cortafuegos como las puertas de acceso al camarín del Señor se hallan conectadas al sistema de detección de incendios para que en caso de declararse un fuego se puedan cerrar automáticamente y servir de protección eficaz a la sagrada imagen.

El telón se compone de tres hojas telescópicas que se ocultan bajo el retablo mientras se encuentran abiertas. La hoja central está compuesta por un vidrio parallamas que permite ver la talla una vez que se cierra el camarín.

La intervención en esta zona del templo se completa, como también avanzó este periódico, con un sistema de mantenimiento de las condiciones óptimas de temperatura y humedad relativa en el interior del camarín. Los restauradores de la imagen, los hermanos Cruz Solís e Isabel Pozas, estiman que la temperatura adecuada es de 24 grados y la humedad de un 45 por ciento.

Entre las restantes obras previstas figura la de la eliminación de las barreras arquitectónicas del edificio y la creación de un columbario con capacidad para novecientos depósitos y con una fosa común para la ceniza. Este columbario estará localizado en la parte trasera del templo, en las dependencias contiguas a la capilla en la que se encuentra la reserva del Santísimo Sacramento.

Por otra parte, la Hermandad del Gran Poder celebrará elecciones a finales del presente año, por lo que el plazo electoral se abrirá en junio y se cerrará en julio. El actual hermano mayor, Enrique Esquivias, comunicará después de Semana Santa si se presenta o no a la reelección. Es de esperar que antes de la finalización del actual mandato sea sometida a la consideración del cabildo general la adaptación de las reglas a las vigentes normas diocesanas y recojan la plena igualdad entre hombres y mujeres.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios