JUICIO POR LA VIOLACIÓN EN LOS SANFERMINES

Los policías que atendieron a la víctima mantienen que su actitud "no era fingida"

  • Los agentes locales han mantenido ante el juez el contenido del informe que realizaron tras esa primera intervención

  • El abogado de tres de los acusados afirma que la declaración de la víctima fue "muy favorable" para sus defendidos

Llegada a las dependencias judiciales del furgón que traslada a los acusados Llegada a las dependencias judiciales del furgón que traslada a los acusados

Llegada a las dependencias judiciales del furgón que traslada a los acusados / EFE

Comentarios 1

La tercera sesión del juicio a puerta cerrada sobre la supuesta violación grupal a una joven madrileña la madrugada del 7 de julio del 2016 ha comenzado este miércoles con la declaración de los agentes de la Policía Municipal de Pamplona que fueron los primeros en asistir a la chica.

Los cuatro policías municipales han mantenido este miércoles el contenido del informe que realizaron tras esa primera intervención, en el sentido de que la actitud que mantenía la joven denunciante no sería "fingida". Así lo ha manifestado uno de los abogados presentes en el juicio en conversación con los periodistas durante un receso de la sesión.

Los policías municipales han estado declarando en la sala de vistas durante aproximadamente dos horas y media.

También para este miércoles están citados tres agentes de la Policía Foral, a intervalos asimismo de media hora cada uno, que ayudaron a identificar en el callejón de la Plaza de Toros a cuatro de los cinco acusados.

Minutos antes de comenzar la sesión, el letrado Agustín Martínez Becerra, abogado de tres de los cinco imputados, ha comentado a los periodistas que no quería entrar en detalles en relación al testimonio que ofreció este martes la presunta víctima. "Por motivos obvios, son las acusaciones las que lo tienen que explicar", pero sí lo ha calificado de "muy favorable".

La Fiscalía pide para los procesados, que se hacen llamar la manada, 22 años y 10 meses de cárcel por un delito continuado de agresión sexual, contra la intimidad y robo con violencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios