Sevilla

Cae en las Tres Mil una banda de atracadores con armas de fuego

  • El grupo robó a punta de escopeta el dinero de las nóminas de una empresa de Chipiona.

Comentarios 2

La Guardia Civil ha desarticulado una banda de delincuentes especializada en los robos violentos con armas de fuego. La organización estaba asentada en el Polígono Sur y operaba en varias provincias andaluzas. De hecho, los guardias civiles que han dirigido la investigación son de Cádiz. Entre los arrestados hay algunos nombres conocidos por su historial delictivo, que formaron parte de bandas de aluniceros muy activas en la provincia de Sevilla. Algunos de ellos están vinculados a un histórico clan de las Tres Mil Viviendas, el de los Mikhailovich. A los detenidos se les imputan los delitos de robos con violencia e intimidación, pertenencia a organización criminal, robo de uso de vehículo a motor, tenencia ilícita de armas y contra la salud pública.

El instituto armado ha esclarecido el robo de las nóminas de los trabajadores de una empresa de Chipiona, en el que utilizaron una escopeta de cañones recortados. Además, se ha intervenido otra arma, un turismo, ropas que los detenidos vestían en el momento del robo, numerosos teléfonos móviles y multitud de efectos procedentes de los robos. La investigación se inició cuando la Guardia Civil tuvo conocimiento de que se había producido el robo en Chipiona. Los ladrones asaltaron a dos empleados de la empresa. Iban encapuchados y les cortaron el paso con un turismo cuando se dirigían a la sede de la compañía para abonar las nóminas de los trabajadores.

Los asaltantes, que iban vestidos con ropas oscuras, pasamontañas y llevaban guantes, interceptaron a las víctimas a la altura del kilómetro 1 del Camino de Jerez. Mientras uno de los ladrones golpeaba la luna de la ventanilla del conductor con una barra, otro de ellos se dirigió hacia el copiloto apuntándole con una escopeta de cañones recortados. Así sustrajeron el dinero que llevaban en un maletín, más de 50.000 euros. Luego se dieron a a la fuga a toda velocidad en un coche.

Los agentes sabían desde el primer momento que se enfrentaban a un grupo con cierto nivel de profesionalidad, que habría estado siguiendo a las víctimas y obteniendo información de ellas hasta elegir el momento más propicio para cometer el asalto. La investigación permitió conocer que se trataba de un grupo criminal itinerante que tenía su base en las Tres Mil Viviendas.

La operación se ha saldado con diez detenidos, algunos del clan de los Mikhailovich

La banda variaba su campo de acción a cualquier ámbito delictivo que le pudiese reportar beneficios. Lo mismo cometían atracos con armas de fuego que cultivaban marihuana. La Guardia Civil practicó cinco registros simultáneos en otros tantos domicilios del Polígono Sur. Los pisos registrados están ubicados en las calles Sancho Panza, Basilisco, Victoria Domínguez Cerrato y Estrella de la Mañana. Ahí fueron detenidos cinco de los miembros más activos del grupo. En los registros se encontraron numerosos efectos que los implicaban de manera clara en los hechos, según expone la Guardia Civil en un comunicado emitido este jueves.

Además de estos objetos, los guardias hallaron un arma larga y una plantación de marihuana. El instituto armado destacó la complejidad de la investigación, ya que el resto de detenciones se realizaron en semanas sucesivas. Algunos de los restantes miembros de la banda formaban parte de otros grupos criminales que operaban en distintas provincias andaluzas, como es el caso de un delincuente identificado como F. M. C. R., que pertenecía a la banda del BMW, desarticulada por la Guardia Civil en la operación Cardiff, y a otra organización desmantelada en la operación Valdivias. Ambas redadas fueron llevadas a cabo por guardias civiles de la comandancia de Cádiz.

Esta última operación la ha dirigido el equipo de Policía Judicial de Jerez de la Frontera, apoyados por guardias civiles del Grupo de Reserva y Seguridad (GRS-2), con base en Montequinto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios