Sevilla

La Diputación reconocerá a los bomberos juzgados en Lesbos en el Día de la Provincia

  • El pleno de la institución aprueba ortorgar una distinción especial a los tres sevillanos

  • Susana Díaz les ha recibido en San Telmo: "son un orgullo para todos", afirma

Comentarios 4

El Pleno de la Diputación de Sevilla ha aprobado los reconocimientos por el Día de la Provincia, con el nombramiento como Hijo Predilecto al ex vicepresidente del Gobierno Alfonso Guerra y a la periodista Ana Rosa Quintana como Hija Adoptiva, así como una distinción especial para los tres bomberos sevillanos Manuel Blanco, José Enrique Rodríguez y Julio Latorre, pertenecientes a la ONG Proem-AID, absueltos del presunto delito de tráfico de personas del que fueron acusados en Lesbos.

Los bomberos han sido recibidos este jueves por a presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz. Manuel Blanco, Julio Latorre y José Enrique Rodríguez llegaron este jueves a Sevilla tras ser absueltos este lunes por la justicia griega de un delito de tráfico de personas tras un duro interrogatorio de la Fiscalía. Los tres bomberos sevillanos de la ONG Proem-Aid se enfrentaban a una posible condena de hasta diez años de prisión por un delito intentado de tráfico de personas.

El acto de recibimiento de los bomberos sevillanos en el Palacio de San Telmo. El acto de recibimiento de los bomberos sevillanos en el Palacio de San Telmo.

El acto de recibimiento de los bomberos sevillanos en el Palacio de San Telmo. / José Ángel García

La presidenta andaluza junto a los tres bomberos. La presidenta andaluza junto a los tres bomberos.

La presidenta andaluza junto a los tres bomberos. / José Ángel García

Familiares, amigos y compañeros de profesión les esperaban este jueves por la tarde con pancartas de apoyo y las llamativas camisetas naranjas de la ONG Proem-Aid a su llegada en el AVE, donde viajaban desde Madrid el sargento de Bomberos de la Diputación de Sevilla Manuel Blanco y Quique Rodríguez y Julio Latorre, del parque del Ayuntamiento hispalense.

Los tres sevillanos pusieron fin a su pesadilla en Lesbos después de la Justicia dictara sentencia a su favor, aunque, según reconocieron a su llegada a Sevilla, que el susto aún lo tienen dentro.

Susana Díaz ha asegurado que "son un orgullo para todos nosotros" porque "después de lo que han pasado y sufrido" ya están proyectando intervenir en nuevas misiones humanitarias. Díaz ha dicho que lo primero que han hecho los bomberos en cuanto han salido en libertad sin cargos, "en lugar de descansar", ha sido efectuar "otro llamamiento de que hay que seguir salvando vidas".

La presidenta andaluza ha calificado la actuación de los bomberos sevillanos de "lección de humanidad y solidaridad" porque "se lo han jugado todo, trabajo, proyecto de vida y libertad", con el consiguiente sufrimiento por parte de sus familias, ya que fueron acusados de tráfico de personas, cargo del que fueron absueltos en el juicio.

Cuando la sociedad europea se conmovió ante las dramáticas imágenes que dejaron los refugiados que "huían de la guerra, la miseria y el miedo", según Díaz se desplazaron hasta las costas griegas "europeos y andaluces" como estos bomberos que "se jugaron su vida y su libertad" para evitar más muertes en el Mediterráneo. "Ha habido un final justo, pero un proceso injusto, porque los han tratado como a delincuentes", ha señalado la presidenta, en presencia de la consejera andaluza de Justicia, Rosa Aguilar, quien viajó a Grecia para prestar declaración en el juicio.

Los tres procesados, Manuel Blanco, Julio Latorre y Enrique Rodríguez, han sido felicitados por Díaz y Blanco ha dicho que sus familiares son los más generosos "porque se quedan sufriendo en casa". Blanco ha advertido de que aunque la opinión pública no preste ya tanta atención al drama de los refugiados sirios en el Mediterráneo "el drama continua", y ha añadido: "Estamos condenados a salvar vidas".

Etiquetas

, ,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios