sorteo

Bilbao se queda con los 100 millones de euros del primer premio de El Niño

  • El segundo premio de la lotería queda muy repartido y el tercero se vende íntegramente en Yecla.

Una administración de loterías del barrio bilbaíno de Deusto vendió íntegramente el primer premio del sorteo de El Niño y repartió entre sus clientes 100 millones de euros, ya que no tuvo que devolver ni un solo décimo de las 50 series del número agraciado, el 05.685.

El número 18.442 resultó ayer el segundo premio del sorteo, que este año se celebró por segunda vez fuera de Madrid, concretamente en Ávila. Aunque estuvo muy repartido por toda la geografía española, los vecinos de la ciudad anfitriona no tuvieron suerte.

La localidad murciana de Yecla, de unos 34.000 habitantes, conocida por sus vinos y muebles, se llevó los 12,5 millones del tercer premio al vender íntegramente el 23.282 del sorteo, que puso el broche final a las fiestas navideñas.

No es la primera vez que el premio grande de El Niño se queda en Bilbao, pues la capital ya había sido agraciada en otras 17 ocasiones, la última, en 2016. Sí se estrena en estas lides la administración número 19, ubicada en la avenida del Lehendakari Aguirre de Deusto, aunque había dado el Gordo de Navidad en los años 60, cuando se encontraba en otra zona y la regentaba la madre de los actuales propietarios. Todos los décimos se vendieron en ventanilla y parte de ellos a un bar del vecino barrio de Arangoiti, explicó ayer en declaraciones a Efe uno de los tres hermanos que regenta el despacho en la actualidad.

La noticia de que habían vendido íntegramente el tercer premio sorprendió a las hermanas Alicia y Alejandra Villaescusa González Moro, propietarias de la administración número 1 de Yecla, en pleno viaje "para desconectar", según confesó su madre, Alicia González Moro, antigua propietaria del local. La administración, conocida por el nombre Virgen del Castillo y que se encuentra ubicada en pleno centro de Yecla, está abonada al 23.282 desde hace muchos años. Cuatro generaciones de loteros cuentan en los anales de este despacho de loterías, que dio el primer premio Gordo de Navidad de la historia de la Comunidad de Murcia, en 1846, "cuando el dinero llegaba en carretas" al pueblo.

El segundo premio viajó hasta 24 provincias y un pellizco se quedó en Vilalba, después de que el Gordo de Navidad dejara en la localidad lucense 520 millones de euros el pasado 22 de diciembre.

También la suerte volvió a sonreír a Granadilla de Abona, en concreto, a la gasolinera situada en la autopista del sur de Tenerife, que confirmó su buena estrella al vender parte de este segundo premio. En el pasado sorteo de Navidad y por quinto año consecutivo, esta estación de servicio repartió la suerte: vendió un décimo del primer premio, 22 del segundo premio, 20 de un quinto y dos de otro quinto.

Unos 11 millones de este segundo premio tan repartido se quedaron en Villasana de Mena, una localidad burgalesa próxima al límite con la provincia de Vizcaya. El bar Blondie, situado en el centro de esta localidad de menos de 2.000 habitantes, compró los 150 décimos que se han vendido del número premiado. Otros 3.750.000 euros se fueron hasta Asturias, donde una administración de loterías ubicada en el centro comercial Intu Asturias, en Paredes (Siero), vendió 50 décimos, según su propietario, Sergio Díez, quien aseguró que otros 150 boletos fueron devueltos.

Como nota curiosa, una familia de etnia gitana de Benijófar (Alicante) y que en el sorteo de Navidad fue agraciada con un quinto premio (60.000 euros) ganó ayer con El Niño 750.000 euros por tener diez décimos del segundo, el 18.442. "Están desbordados por la alegría. Han venido rápidamente al estanco, que estaba cerrado; lo están celebrando con champán en pijama en la calle", relató el marido de la administradora del local.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios