Circula varios kilómetros en sentido contrario por la A-49 de forma intencionada

  • La mujer, que según varios testigos cambió el sentido de la marcha "con total normalidad", dio negativo en los test de alcohol y drogas.

Comentarios 1

La Guardia Civil ha procedido a la puesta a disposición judicial de una conductora, que circuló durante varios kilómetros en sentido contrario por la autopista A-49, entre Sevilla y Huelva, a la altura de Bollullos Par del Condado (Huelva), de manera intencionada.

Según ha informado la Guardia Civil en un comunicado, los hechos se produjeron el pasado 2 de septiembre en un momento en que la circulación era intensa por el regreso de la zona de playas hacia Sevilla. Tras recibirse numerosas llamadas en el teléfono 112 Emergencias Andalucía alertando de los hechos, una patrulla de la Guardia Civil de Tráfico interceptó el vehículo, que circulaba en sentido contrario.

A continuación, se restableció nuevamente la circulación sin tener que lamentar más que la situación de peligro creada, gracias a la actuación de ambos agentes, que tras someter a la conductora a pruebas de alcohol y drogas, en ambas dio negativo, si bien no sabía explicar qué le había sucedido, por lo que fue identificada y denunciada.

Tras investigaciones, que se han prolongaron por varias semanas, se probó que la acción en cuestión había sido dolosa e intencionada, por lo que se le tomó declaración a la conductora y única ocupante del vehículo, en calidad de investigada, y fue puesta a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de la Palma del Condado.

Para ello fue necesaria la toma de manifestación de varios conductores, que en el momento en que la mujer circulaba delante de ellos dirección a Sevilla, que observaron como con total normalidad, se detenía y hacía el cambio de dirección, comenzando a circular en sentido contrario. Con estas declaraciones, quedó probada la intencionalidad en la comisión de los hechos, que incluso advirtieron y recriminaron con señales acústicas y uno de ellos, intentó interceptarle y cerrarle con su propio vehículo, llegando casi a colisionar entre sí, a lo que la conductora hacía caso omiso, continuando su marcha en sentido contrario, hasta que fue interceptada por la Guardia Civil de Tráfico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios