Caso de los ERE

Carbonero está "indignado" por su imputación porque "nunca" participó en el ERE de la Faja Pirítica

  • Su defensa reprocha a la Fiscalía que "no quiere escuchar que quien estaba detrás de toda la operación es el Gobierno central".

Carbonero, a su salida de los juzgados de Sevilla. Carbonero, a su salida de los juzgados de Sevilla.

Carbonero, a su salida de los juzgados de Sevilla. / EFE

Ocho minutos de declaración. Este es el tiempo que el ex secretario general de CCOO-A Francisco Carbonero ha permanecido prestando declaración ante la juez María Núñez Bolaños, que le ha imputado en relación con las ayudas que por importe de 40 millones se concedieron por la Junta y el Gobierno central para la prejubilación de los mineros de la Faja Pirítica de Huelva. Tras la breve declaración, el ex líder de la organización sindical ha asegurado a los periodistas que está “tremendamente indignado y cabreado” por su imputación en el caso de los ERE, ya que “nunca” participó en la tramitación de estas ayudas.

En la comparecencia, la Fiscalía Anticorrupción no ha realizado ninguna pregunta, alegando que está pendiente de resolver un recurso. El abogado Miguel Conde, que defiende a Carbonero, se ha mostrado contundente sobre el silencio del Ministerio Público, al afirmar que “el problema de la Fiscalía hoy es no querer escuchar que quien estaba detrás de toda la operación de Faja Pirítica, desde la creación hasta el final, era el Gobierno central, era la delegación del gobierno en Andalucía, con el control de la subdelegación del Gobierno en Huelva y por indicación de la delegación del Gobierno en Andalucía”.

En cualquier caso, el letrado ha insistido en que entiende que no ha habido ninguna ilegalidad en la tramitación de estas ayudas. “Ahí sí estoy de acuerdo con Zoido [en alusión al ex delegado del Gobierno en Andalucía y actual ministro del Interior] cuando dijo que no había ilegalidades, porque él lo sabe bien, porque fue quien dirigió y quien llevó todo el tema. Eso es posiblemente lo que la Fiscalía, por órdenes de arriba, no quería escuchar y no quería preguntar”, ha añadido el abogado.

Carbonero, que ha respondido a las preguntas de la juez Bolaños y de su propia defensa, ha señalado que más que preocupado está “tremendamente indignado” por verse en esta situación de algo en lo que “nunca participó”. “Nunca estuve más allá de participar como consecuencia de tener los poderes que entonces era secretario de organización y requería el Gobierno de España y el gobierno de la Junta urgencia para constituir una asociación para gestionar las ayudas de los trabajadores de la Faja Pirítica, ya que no estaba el que entonces era secretario general”.

Tras esa firma para la constitución de la asociación, Carbonero sostiene que “nunca” más supo de esa situación. “Aquello lo gestionaron las administraciones y no supe nada más hasta que me vi un día en los medios de comunicación y hoy tener que venir a declarar aquí”, ha añadido.

Le ha dicho a la juez que nunca participé en nada, nunca firmó papeles, ningún cheque, y nunca supo ni tan siquiera las ayudas, ni las personas, ni estuvo en ninguna reunión del ERE, ha precisado Carbonero, que ha lamentado su citación “con lo que supone de pérdida de daño a la reputación y a su honestidad personal y también a la organización que ha dirigido durante bastante tiempo”.

El ex secretario general de CCOO ha insistido en que no tiene “absolutamente nada que ver ni la organización en Andalucía ha gestionado nunca ningún expediente de regulación de empleo. Ese día que tuve que firmar para que se constituyera la asociación de trabajadores, porque nos lo pidió la delegación del Gobierno; firmé porque corría mucha prisa, apretaba el conflicto de Huelva, y el Gobierno de la Junta y el Gobierno de España, que tuvo que ver también y alguna carta hay del que hoy es ministro del Interior, que no aparecen, firmé para que se constituyera la asociación, pero nunca más estuve en ninguna reunión”, concluyó Carbonero, que espera que la “Justicia actué y confía en que se haga Justicia y se archive” su imputación.

Por último, ha dicho que el informe de la Guardia Civil dice que todo lo que se le pidió a CCOO fue “justificado con el recibo del Fogasa de cada uno de los trabajadores que después aportaron ellos como dinero propio a las indemnizaciones, y a pesar de eso evidentemente siguen manteniendo y el fiscal pidió mi investigación”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios