Críticos de IU reclaman a Maíllo que acabe con el "seguidismo" a Podemos

  • Rodríguez defiende que no hay imposición a la coalición de izquierdas

  • La marca de la formación morada en Córdoba se desmarca

Si el jueves fue Antonio Maíllo quien recordó a Podemos que IU es un partido soberano y que no admitirá presiones para romper gobiernos locales con el PSOE, ayer le tocó el turno a las corrientes críticas con la actual dirección de la formación de izquierdas. Los representantes andaluces de la candidatura IU, sí; con más fuerza, apoyada por el ex coordinador general Cayo Lara, reclamaron a Maíllo que cese el "seguidismo" y que actúe de forma "contundente y sin tibieza" frente a las "graves injerencias" que, a su juicio, Podemos comete con su partido.

Esta corriente alcanzó el 20% de los apoyos en la última Asamblea Federal de IU frente al casi el 75% que logró el actual líder, Alberto Garzón, quien, como Maíllo, aboga por una mayor cercanía con Podemos. Su portavoz regional, José Luis Pérez Tapias, aseguró que hay "hartazgo" entre la militancia de IU por las "continuas humillaciones de Podemos y el seguidismo de la dirección andaluza". En su opinión, esta posición propiciará la disolución de la federación de izquierdas, un objetivo que, en su opinión, persigue Podemos.

La formación morada en su documento para ensamblar la confluencia, reconoce que no permitirá la unión electoral en aquellos municipios donde IU comparta gobierno con el PSOE. Es justo lo que pasa en ciudades como Córdoba, donde tanto la coalición de izquierdas como la agrupación local cercana a Podemos rechazaron de pleno la exigencia que adelantó Jesús Rodríguez el jueves.

El coordinador provincial de IU en Córdoba y primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de la capital, Pedro García, recordó a Podemos que sólo los militantes de IU "pueden iniciar un debate de ruptura de cualquier gobierno". Es justo lo que dijo el jueves Antonio Maíllo y reiteró ayer el responsable de Acción Política de IU Andalucía, Ismael Sánchez. Sin embargo, García se mostró algo más duro y aseguró que la formación morada ha pecado de falta de "humildad, respeto mutuo y trato de igual a igual". En su opinión, "donde está IU hay garantía de un gobierno de izquierdas".

Lo mismo deben opinar en Ganemos Córdoba, agrupación electores participada por miembros de Podemos, que ayer se desvinculó del documento de la dirección. De mantener esta postura, la candidatura cordobesa avalada por Podemos en 2015 no conservará estos apoyos en 2019. Y no será el único municipio en esta situación. El coordinador provincial de IU en Sevilla, Manuel Lay, recordó que Participa Bormujos -la marca de Podemos en esta localidad sevillana- mantiene un acuerdo de gobierno con el PSOE que tampoco podrá continuar de mantenerse el documento.

Teresa Rodríguez defendió ayer en Marbella que no existe ninguna imposición a IU para que rompa con los socialistas en los ayuntamientos donde compartan tareas de gobierno, pero insistió en que Podemos vetará los pactos con el PSOE en 2019. "Hay un debate honesto y sincero de plantear que para nosotros gobernar con el PSOE es un error", insistió la coordinadora de Podemos Andalucía para añadír que un pacto con los socialistas obliga "a la gente a elegir entre lo malo y lo menos malo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios