El Defensor del Paciente anima a grabar las consultas para evitar abusos

  • La asociación considera indefenso al usuario frente a las situaciones de violencia

Comentarios 1

Los abusos de poder de médicos hacia sus enfermos en las consultas van en aumento. Así lo denunció ayer a este diario la presidenta del Defensor del Paciente, Carmen Flores, quien alertó de que el usuario está "totalmente desprotegido" frente al exceso de respaldo que tienen los facultativos por parte de la administración sanitaria y de la propia Justicia.

Ante las "amenazas" que están recibiendo los pacientes de ser denunciados e, incluso, de ir a prisión por insultar o amenazar a un médico, el Defensor del Paciente recomienda acudir a todas las visitas médicas con una grabadora para registrar cualquier abuso de poder por parte del profesional hacia el usuario, siempre previo aviso al facultativo.

Flores denunció que se están dando casos en los que el médico insulta, empuja o echa de la consulta al paciente. A su juicio, esta situación se debe a la mala relación entre ambos, así como a la escasa protección que tienen los enfermos ante una situación de violencia en los centros sanitarios. "Si un médico resulta agredido, todos sus compañeros, incluido el responsable de seguridad, declararán a favor de él, mientras que en el caso contrario, el paciente está solo; no tiene testigos que avalen esta agresión", advirtió Flores.

También criticó que se considere una mala contestación a un facultativo un delito de atentado -con la consiguiente pena de cárcel que ello puede conllevar-, mientras que si el perjudicado es el usuario se queda sólo en una falta. "Los médicos no son autoridades como la Policía o la Guardia Civil, sino servidores públicos, por lo que no pueden tener esta consideración", afirmó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios