Detenido en Málaga por pasar armas para un atentado yihadista en París

  • El francés Antoine Denevi residía en Rincón de la Victoria y suministró el arsenal a Amedy Coulibaly, que mató a 5 personas

El juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco decretó el ingreso en prisión incondicional de Antoine Denevi, detenido en Rincón de la Victoria (Málaga). Denevi está acusado de vender armas al terrorista Amedy Coulibaly, autor del asalto a un supermercado kosher de París en enero de 2015, dos días después de los atentados contra la revista satírica Charlie Hebdo. El magistrado ha adoptado esta medida cautelar mientras se tramita la orden europea de detención y entrega (OEDE) cursada por el país vecino, tras una comparecencia que fue celebrada ayer en la que el acusado negó haber vendido armas a yihadistas y aceptó ser enviado a territorio galo.

La Fiscalía ha mostrado su conformidad con la entrega una vez se constate que la Audiencia Nacional no es competente sobre estos hechos y España no tiene abierta una investigación sobre estos hechos. Denevi está reclamado por delitos de tráfico de armas y pertenencia a organización criminal. La previsión, según informaron fuentes jurídicas, antes de acceder a la entrega en extradición por los delitos de integración en organización terrorista y tráfico de armas, la Fiscalía de la Audiencia Nacional era comprobar si ha cometido también algún delito en España que sea competencia de este tribunal y por el que deba ser juzgado en nuestro país.

Denevi, traficante de armas de nacionalidad francesa, tiene 27 años y nació en Sainte Catherine, Departamento de Paso de Calais. Vivía en un piso de Rincón de la Victoria desde el pasado mes de marzo y sobre él pesaba una Orden Europea de Detención y Entrega (OEDE) emitida por las autoridades judiciales francesas, tras ser identificado como el responsable de la red de tráfico de armas que aprovisionó al terrorista Coulibaly.

La investigación apunta a que abandonó el país vecino semanas después de los atentados de París para eludir la acción policial y que se instaló en la provincia de Málaga para continuar con sus actividades ilícitas haciendo uso de una documentación falsa. Sus actividades estaban relacionadas con individuos de origen serbio, quienes podrían haber facilitado su acceso a armas y municiones, según Interior.

En el registro domiciliario se requisaron diferentes documentos falsos utilizados por el detenido, un pasaporte europeo válido de otra persona, así como numerosos efectos informáticos que están siendo estudiados. Los agentes han detenido a otras dos personas de nacionalidad serbia y montenegrina. Según explicaron ayer desde el Ministerio de Interior en una nota de prensa, la detención ha sido practicada por agentes de la Comisaría General de Información de la Policía Nacional conjuntamente con la Policía Judicial francesa y en colaboración con la Brigada Provincial de Información de la Policía Nacional de Málaga.

El proceso de cooperación judicial entre España y Francia se ha realizado entre el Juzgado de Primera Instancia de Lille (Francia) y el Juzgado de Instrucción, Número Cuatro, de Torremolinos, en base al Procedimiento de Auxilio Judicial Europeo. La alcaldesa de Rincón de la Victoria, Encarnación Anaya, agregó que la Policía Nacional no proporcionó información al Ayuntamiento, ya que "la investigación es de alto secreto" y no sabe "si queda algún fleco suelto sobre el caso".

La actuación es fruto de la colaboración entre los servicios policiales y judiciales españoles y franceses, especialmente en lo referido a la lucha contra el terrorismo yihadista y cualquier otra forma delincuencial que facilite sus actividades.

Los ataques terroristas de enero de 2015 en Francia se desarrollaron entre el 7 y el 9 de enero y tuvieron como objetivos la sede del periódico Charlie Hebdo y sus periodistas y trabajadores, y un supermercado judío de comida kosher. Como consecuencia de ellos fueron asesinadas diecisiete personas, muriendo también los tres atacantes al ser abatidos por las fuerzas del orden.

Los atentados dieron comienzo con el tiroteo en la central de la revista satírica y fue perpetrado por Chérif y Saïd Kouachi, dos hermanos de nacionalidad francesa. El asalto provocó doce muertos y once heridos, entre ellos varios dibujantes del periódico. Los hermanos Kouachi fueron finalmente abatidos dos días más tarde por el Grupo de Intervención de la Gendarmería Nacional (GIGN) de Francia, después de haberse atrincherado en Dammartin-en-Goële, zona situada al norte de París.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios