Detienen a la responsable de una escuela de Marbella por insalubridad

  • La mujer habría incurrido también en estafa y un delito contra los trabajadores

La responsable de una elitista escuela internacional de Marbella, llamada St. Javier's International School, ha sido detenida por la Policía Nacional después de comprobar la situación de insalubridad del centro, donde supuestamente se constató la existencia de una plaga de mosquitos, heces en los suelos de los cuartos de baño y enchufes que implicaban un grave riesgo de electrocución para los niños. Los agentes, que también imputan a la mujer un delito de estafa y otro contra la libertad de los trabajadores, recibieron informaciones de posibles malos tratos a los escolares que no han podido ser probados.

Fuentes policiales señalaron que la investigación se inició hace un mes y medio aproximadamente, a raíz de una denuncia en la que se describían las irregularidades del centro, que cobra unas cuotas muy elevadas y en el que matriculan a sus hijos numerosos residentes extranjeros del municipio de Marbella y de otras localidades limítrofes.

Los agentes de la Comisaría de Marbella comenzaron a hacer indagaciones y, cuando obtuvieron más datos que reforzaban la denuncia inicial, acudieron a examinar las instalaciones, situada en la urbanización Villa Parra, en la Milla de Oro.

Las fuentes consultadas relataron que los agentes constataron la insalubridad que rodeaba a los escolares -el colegio privado es para niños de cero a siete años de edad-. Éstos observaron heces restregadas por los suelos de los cuartos de baño, y una plaga de mosquitos y otros insectos que causaban picaduras a los pequeños, por lo que se informó a la responsable que estaba incurriendo en un presunto delito contra la salud pública. Basándose en más elementos, los agentes consideraron que la mujer también habría incurrido en una supuesta estafa por cobrar altas mensualidades por una calidad de la que la escuela presuntamente carecía.

Al examinar la documentación de algunos empleados comprobaron que había casos en los que estaban sin contrato, por lo que se acuso a la responsable de un delito contra el derecho de los trabajados. Las fuentes consultadas señalaron que los investigadores habían recibido informaciones sobre malos tratos, algo que no ha podido ser comprobado.

La Policía Nacional, en base a los descubierto, solicitó a la Delegación de Educación el cierre del centro, pero al no recibir respuesta, se puso en contacto con la Consejería del ramo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios