Díaz y Zoido se esmeran por transmitir unidad contra el narcotráfico en La Línea

  • La presidenta concierta una cita para aparcar diferencias y reflejar que hay cooperación

Juan Ignacio Zoido y Susana Díaz en un acto en Cártama (Málaga) en diciembre de 2016. Juan Ignacio Zoido y Susana Díaz en un acto en Cártama (Málaga) en diciembre de 2016.

Juan Ignacio Zoido y Susana Díaz en un acto en Cártama (Málaga) en diciembre de 2016. / efe

La presidenta de la Junta, Susana Díaz, y el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, tratan estos días de cuadrar sus agendas para mantener la semana próxima o la siguiente una reunión en la que ambos, Gobierno y Ejecutivo autonómico, escenificarán su unidad de acción ante la grave problemática que está generando el narcotráfico en el Campo de Gibraltar y de una forma mucho más acentuada en La Línea de la Concepción.

Fuentes de ambos gobiernos confirmaron ayer a este periódico la preparación de dicha entrevista, si bien se mostraron cautos sobre los contenidos que se abordarán y sus resultados. El pasado domingo, Díaz telefoneó a Zoido para concertar la cita, antes de que ambos coincideran al día siguiente en Almería en la capilla ardiente del niño Gabriel Cruz.

La Junta carece de competencias en materia de seguridad, pero sí en los ámbitos educativo, sanitario, formativo y de empleo, claves para ofrecer una salida alternativa a un sector de la población que asume el mundo del narcotráfico como un modus vivendi natural gracias al cual, directa o indirectamente, se puede lograr dinero de manera rápida y sólo aparentemente sencilla. Esto, unido a la ausencia de políticas activas de los diferentes gobiernos y a su incapacidad para detectar a tiempo el problema, ha dado pie una narcoeconomía y a un narcobienestar social donde las mafias se han hecho fuertes dando trabajo y protección, ocupando el lugar abandonado por las administraciones públicas.

Díaz, que por motivos personales conoce desde hace años el Campo de Gibraltar y la evolución que ha experimentado la comarca, muy especialmente La Línea , quiere que el problema no vaya a más.

En febrero, después de que una veintena de personas ayudasen a un narco a fugarse del hospital linense cuando estaba bajo custodia policial, la presidenta andaluza protagonizó con Zoido un rifirrafe en el que reprochó al ministro la reducción de las fuerzas de seguridad en la comarca, lo que el titular de Interior le afeó en una carta que hizo pública. La presidenta andaluza defendió públicamente en varias ocasiones la necesidad de solucionar la falta de efectivos de Policía Nacional y Guardia Civil en la zona, que los sindicatos calculan en torno a los 300. Díaz insistió en la necesidad de incrementar el número de agentes en el Campo de Gibraltar porque "cuando hay individuos que campan a sus anchas y sienten que están por encima de la ley, y le hacen un pulso al Estado", éste "tiene que responder".

Tras aquel episodio toca ahora abrir un nuevo capítulo y escenificar la unidad de acción de las dos administraciones, al igual que ya hizo el pasado día 5 en La Antilla, cuando visitó junto a Mariano Rajoy las zonas más afectadas por los temporales. La intención de la jefa del Ejecutivo autonómico al promover esta reunión es trasladar una imagen de unidad institucional contra el narcotráfico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios