Durán intenta cerrar la crisis por el escándalo de Ausbanc en RTVA renovando la cúpula

  • La directora de Estrategia y Antena será Pilar Vergara y Fernando García, jefe de informativos.

El Gobierno andaluz se resigna a respaldar la gestión de Joaquín Durán al frente de RTVA, pese a las deficiencias y el agujero que va creciendo por las contrataciones con Ausbanc a cargo de Antonio Ramírez, el ya destituido director de Estrategias y Antena tras conocerse que cobró 5.000 euros por dos series de programas emitidos a deshoras y que quedaron al margen del consejo de administración. Durán, director general interino, compareció ayer en el Parlamento y se desmarcó de la labor de Ramírez -brazo de control de la Junta-, a quien se suponía que ataba en corto, enarbolando su "tolerancia cero" con la corrupción.

Todo, sin embargo, va a seguir igual, estancado, como sus datos de audiencia, ya que quien sustituye a Ramírez presenta un perfil similar en lo que se refiere a sus vínculos con el Ejecutivo. Se trata de Pilar Vergara, hasta ahora directora de informativos y muy cercana a Durán. En el escalafón anterior, cuando el destituido era director de informativos, cancerbero firme de las consignas gubernamentales, Vergara era subdirectora.

El nuevo director de informativos será Fernando García Mena, hasta ahora director del centro territorial de Cádiz, donde Durán tiene a un grupo de personas de confianza, al igual que el consejero de Presidencia, Manuel Jiménez Barrios. García Mena tendrá el desafío de mejorar las cifras de audiencia de los noticiarios, a la baja en los tres últimos años.

Canal Sur se descompone en una crisis institucional mientras esta estabilidad interina es la única opción que tiene el Ejecutivo de Susana Díaz para que no se agrave el problema. Con estos nombramientos Durán es confirmado en su cargo, tras tres años de provisionalidad, ya que un nombramiento definitivo o la renovación del consejo de administración según la proporción parlamentaria actual (no hay consejeros de Podemos ni de Ciudadanos), haría complicado el equilibrio para sacar adelante RTVA. El continuismo y la resignación proseguirán en Canal Sur en este año, ya que la situación también favorece al PP, que mantiene una línea crítica muy templada.

Durán, por su parte, sigue defendiendo a la desesperada igual que un equipo agotado en una prórroga, diciendo que con Ausbanc RTVA "sólo ha mantenido relaciones profesionales y transparentes", en el tratamiento informativo y en la contratación de publicidad (19.270 euros en los últimos tres años) y contenidos. Los programas de Agroeditora costaron a las arcas públicas 135.000 euros y Durán afirmaba ayer que ha puesto toda la documentación a disposición de la comisión de control. Por esos dos contenidos (cuatro galas musicales, El club de la vida buena, programado en las madrugadas de agosto, y tres episodios documentales, Virgen extra, el oro de Andalucía) pasó dos facturas de 2.500 euros en su restaurante familiar en Sevilla que pagó el presidente de Ausbanc, Luis Pineda, según las escuchas ordenadas por el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz. "El mero indicio de la duda me generaba una grave quiebra de la confianza que había depositado en él y provocaba un deterioro en la credibilidad de RTVA. Por tanto, no veía otra opción que destituirle. Todo el mundo debe tener claro que en RTVA hay tolerancia cero con la corrupción", resume Durán, esquivando lo que parece un iceberg.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios