Golpe a la droga en Jerez con la detención de 29 acusados de tráfico

  • Policías locales y nacionales han sido imputados en el seguimiento de la trama

La Policía hizo ayer balance oficial de la operación antidroga Corralito que la unidad de elite Greco desarrolló en Jerez durante el pasado mes de julio y que se ha saldado con la detención de 29 personas como presuntas autoras de delitos contra la salud pública y asociación ilícita. Varios miembros de la Policía Local de Jerez y del Cuerpo Nacional de Policía han sido imputados durante el seguimiento de la trama, según ha podido conocer esta redacción, aunque la Policía no informa oficialmente de esta línea de investigación y si hay algún funcionario presuntamente implicado en una actividad ilegal.

El Grupo de respuesta contra el crimen organizado (Greco) y otros servicios policiales realizaron 16 registros de domicilios con las oportunas autorizaciones legales en varios puntos de la ciudad. La operación ha permanecido bajo secreto de sumario judicial, por lo que la Policía no pudo dar hasta ayer una nota oficial del importante operativo, indicaron fuentes de este cuerpo.

Más de cien agentes de distintos grupos de la Policía Nacional han participado en la operación Corralito, que continúa abierta, mientras que se procede a la investigación patrimonial de los arrestados, "concretamente propiedades inmobiliarias de alto valor económico", indicó ayer la Dirección General de la Policía y la Guardia Civil. De determinarse que esas propiedades han sido adquiridas con dinero procedente de negocios ilegales podrían ser confiscadas. "La mayoría de los detenidos pertenece a un mismo grupo familiar", dijo la Policía ayer en su comunicado oficial, y contaba con el apoyo de varios colaboradores de nacionalidad colombiana que residían en Madrid que se ocupaban del suministro de la droga, una práctica muy extendida en la zona en los últimos años: ciudadanos colombianos suministran alijos de gran pureza (roca, en el argot policial) que permiten numerosas adulteraciones hasta que las dosis llegan al consumidor final.

Fueron intervenidos tres kilogramos de clorhidrato de cocaína, once vehículos, dos pistolas, más de 20.000 euros y gran cantidad de joyas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios