Gordó defiende una CDC de centro soberanista con espacio para los no independentistas

El diputado de Junts pel Sí (JxS) y presidente de la comisión de Justicia del Parlament, Germà Gordó, apuesta por definir la nueva Convergència (CDC) como un partido de "centro amplio" que enarbole la bandera del "soberanismo" y en la que quepan militantes no independentistas partidarios del derecho a decidir.

En una entrevista con Efe, Gordó subrayó que CDC "necesita volver a ser el pal de paller (eje central) de la política catalana" y eso pasa, a su juicio, por no constreñir en exceso sus fronteras ideológicas para dar así cabida a sensibilidades diversas, situadas en la centralidad y unidas en torno al derecho a decidir.

Gordó, ex conseller de Justicia en el último Gobierno de Artur Mas y uno de los nombres que suenan como posibles candidatos a liderar la Convergència refundada, opinió que en este nuevo partido de "centro amplio" deben poder convivir "todas las familias: socialdemócratas, democristianos, social-liberales y liberales".

Él mismo, representante del sector democristiano, se define como "una persona claramente centrista" y, en la encuesta interna de CDC a la militancia, se situó en el 5 en una escala ideológica donde el 0 representaba la extrema izquierda y el 10, la extrema derecha. En su opinión, el nuevo partido "debe ser un espacio de confluencia, donde haya un debate de las ideas entre todas estas sensibilidades ideológicas".

Gordó cree que la nueva CDC "debería definirse como un partido soberanista, en el que tengan cabida los no independentistas". Reducirlo a un partido meramente independentista, según Gordó, sería "restarle riqueza": "El debate de las ideas será más rico si hay soberanistas independentistas y no independentistas. A los no independentistas que hay en el partido no los hemos de expulsar".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios