Griñán asegura que es "imposible" que pueda ser imputado en el caso de los ERE

  • Reacciona así al último auto de la juez instructora del escándalo, en el que pide los expedientes de ayudas otorgadas por la Consejería de Economía desde 2005, año en el que él ostentaba esta cartera

Comentarios 22

El presidente andaluz, José Antonio Griñán, quiso ayer ser contundente sobre su implicación en el escándalo de los ERE: "imposible" y "no hay nada en absoluto que pueda imputárseme", fueron las palabras que escogió para dejar clara la nula posibilidad que cree que tiene de verse imputado por la titular del Juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla, Mercedes Alaya, que investiga la presunta trama de prejubilaciones ilegales descubierta en ERE tramitados por la Junta.

Griñán se pronunció así en una entrevista en Onda Cero Radio al ser preguntado sobre si contempla la posibilidad de ser imputado antes de las elecciones autonómicas después de que la magistrada haya dado a la Junta diez días de plazo para que remita expedientes tramitados por la Consejería de Economía y Hacienda desde julio de 2005 -fecha en la que Griñán era el responsable de este departamento- relativos a modificaciones presupuestarias para su aprobación por el Consejo de Gobierno "a fin de dotar de la tesorería necesaria a IDEA para llevar a cabo transferencias de financiación encomendadas, especialmente para el programa 31L", conocido como fondo de reptiles.

Cuestionado por si se ha sentido intimidado o ha percibido una "velada amenaza" de la juez en los últimos autos, el jefe del Ejecutivo andaluz indicó que lo que sí ha visto "claramente es que el PP no trata de conocer la verdad, sino de hacer política" con el caso de los ERE irregulares. "Los autos incluyen propuestas que hace el PP y ahora ha vuelto a hablar de ampliaciones de crédito que ya denunció en el Parlamento hace ocho meses", recordó Griñán, que se preguntó si el PP "está buscando la verdad o está haciendo política con la instrucción de este caso".

El presidente andaluz dijo que tuvo conocimiento de las irregularidades en los ERE "desde el mismo momento en que lo denunciamos" a través del cuerpo de letrados de la Junta, "que trabaja de forma independiente remitiendo al juzgado cualquier tipo de irregularidad que hayan podido comprobar", y destacó que "es la Junta la que está pidiendo la recuperación de todo lo que se haya podido malversar por algún funcionario o por algunas personas exigiendo el dinero por vía penal o administrativa".

Tras apuntar que las responsabilidades políticas en el caso "se irán asumiendo en la medida en que se vaya terminando la instrucción y se determinen las responsabilidades y culpabilidades penales", Griñán no quiso valorar si en la actuación de la juez Alaya ha podido influir la negativa socialista a aceptar una comisión de investigación en el Parlamento. "Me imagino que la juez no se dejará influir por la política, tengo que pensarlo así". Respecto a si duda de su independencia, Griñán indicó que no tiene "por qué dudar", para añadir que "al final en sus actos veremos si eso es evidenciable o no".

Por último, Griñán comentó que la trama está "claramente" relacionada con una Dirección General de Trabajo, y que esa es la línea de investigación de la Junta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios