Griñán sitúa "por debajo del 2%" el crecimiento andaluz para 2009

  • El consejero de Economía del Gobierno andaluz adelanta que los próximos presupuestos de la comunidad autónoma crecerán "como el PIB nominal".

Comentarios 1

Los presupuestos de la comunidad autónoma para 2009 crecerán, como máximo, como el PIB nominal, salvo el gasto en Educación, que será el único que aumentará por encima, según ha adelantado hoy el vicepresidente económico y consejero de Economía del Gobierno andaluz, José Antonio Griñán.

Así lo ha asegurado en el coloquio posterior a su intervención en el Forum Matinal de ABC, en el que ha reconocido que el crecimiento económico en Andalucía en 2009 se situará por debajo del 2 por ciento.

También ha confirmado que la oferta pública de empleo correspondiente a 2009 se va a "recortar", tras lo que ha señalado que el gasto del personal de la Administración, la Educación y la aplicación de la Ley de Dependencia acapararán las mayores cifras del presupuesto.

"Lo único que va a crecer, seguro, por encima del PIB nominal va a ser el gasto en educación en Andalucía", ha insistido Griñán, que ha agregado que el gasto sanitario se va a mantener.

El vicepresidente económico hizo este anuncio tras ser preguntado sobre si el gasto social se podrá mantener en los niveles actuales pese a la crisis.

"Se puede mantener si no aumenta demasiado el desempleo", ya que la sanidad, la educación y la aplicación de la Ley de Dependencia está costando "mucho dinero", ha recordado Griñán, que ha advertido de que ello será viable "haciendo ajustes y teniendo en cuenta la evolución previsible".

Respecto al informe del BBVA que rebaja las previsiones de crecimiento para 2008 en Andalucía hasta el 1,8 por ciento, el responsable de Economía ha dicho que lo importante es que los objetivos presupuestarios se van a cumplir, tras lo que ha señalado: "lo único que pediría es que el BBVA separara a Andalucía de Extremadura" a la hora de hacer las previsiones porque "no es correcto hacer un análisis conjunto".

"Creo que el Presupuesto de 2008 lo vamos a cumplir y tenemos un margen de maniobra para endeudarnos", ha destacado.

En cuanto a los plazos que maneja la Junta para la finalización de la crisis, Griñán ha reconocido que es "imposible" saberlo porque no se trata de una crisis estructural y se desconoce "qué pufo hay todavía encerrado en los sectores financieros", por lo que "hasta las propias autoridades monetarias tienen dificultades para saberlo".

A su juicio, lo primero es "no seguir en la carrera de las subidas de los tipos de interés", al tiempo que ha defendido medidas para alentar el consumo, como la polémica devolución de 400 euros a los trabajadores.

Griñán, que fue el primer miembro del Gobierno andaluz que utilizó la palabra "crisis" para definir la actual situación económica, ha justificado el esfuerzo "baldío" del Ejecutivo de la nación en este debate, ya que lo que se pretendía era no transmitir "pesimismo" y "desconfianza" para no provocar más incertidumbre.

Tras subrayar que Andalucía es la única comunidad autónoma que ha reducido "considerablemente" su nivel de endeudamiento y que el 70 por ciento de los gastos de capital de la Junta se financian con fondos propios, el vicepresidente segundo ha asegurado que su "obsesión" en lo que va de año es que no se "parara" la Administración, que ha aumentado "notablemente" la licitación pública.

Además, en septiembre se destinarán 165 millones de euros para compra de suelo en treinta municipios "muy cualificados" con el fin de dinamizar también el mercado de la vivienda y no sólo la obra civil.

Preguntado sobre si el Gobierno andaluz apoyaría una disminución del intervencionismo público, Griñán ha admitido que en algún momento se han podido hacer normas "de manera un poco brusca" y que es cierto que el mercado necesita que las reglas sean "estables", aunque ha defendido la necesidad de dictar "unas reglas del juego".

Respecto a una flexibilización del mercado laboral, asunto sobre el que le interrogó el responsable de la patronal de la construcción Gaesco, Miguel Rus, el consejero se ha preguntado, a su vez, qué medidas se defienden cuando se plantea la reforma laboral, tras lo que ha resaltado que la construcción, que es uno de los sectores más flexibles en este terreno, es el que está padeciendo más problemas de desempleo.

No obstante, ha defendido que se incremente la descentralización de la negociación colectiva.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios