Almería

La Guardia Civil evita el suicidio de una joven con problemas psiqiátricos

  • La mujer se encontraba inconsciente y con un severo síndrome de hipotermia

Comentarios 1

Agente de la Guardia Civil del Servicio Marítimo Provincial lograron impedir con su auxilio que una persona se quitara la vida.

Los hechos se desarrollan sobre las 22.30 horas, del pasado día 19, cuando se recibió un aviso en la base del Servicio Marítimo Provincial de la Guardia Civil, dimanante de la Central Operativa de Servicios de la Comandancia de Almería, informando que agentes del Cuerpo Nacional de Almería habían comunicado que una joven había caído al mar en la playa conocida como “El Palmeral”, por lo que inmediatamente los agentes de la Guardia Civil montan un dispositivo de rescate conformado por dos embarcaciones que zarpan hacia la zona. Se trataba de una joven de 19 años, con problemas psiquiátricos y que intentaba suicidarse nadando mar adentro.

Aunque las condiciones de la mar dificultaban la labor, con temporal de poniente de fuerza 7 a 8, con grandes rachas de viento y fuerte oleaje, a los pocos minutos llegaron a la zona, donde comienzan la complicada búsqueda, no sólo por las condiciones de la mar, sino también por la escasa visibilidad debido a la entrada de la noche.

Tras lograr localizar a la mujer los componentes de una de las embarcaciones, observaron que las olas la sumergían y que le resultaba imposible mantenerse a flote. Debido a esto, los Guardias Civiles que participaban en el rescate lanzaron un primer aro salvavidas al mar para que se agarrara al mismo y permaneciera a flote, sin hacer la víctima intención de asirse al mismo, intentándolo en una segunda ocasión, obteniendo el mismo resultado, debido a que la chica se encontraba en estado semiinconsciente.

Ante ésta situación los agentes de la Guardia Civil se vieron en la obligación de efectuar una complicada maniobra de aproximación, debido a la proximidad de las rocas de un espigón, consiguiendo uno de los agentes agarrar momentáneamente a la mujer y mantenerla junto a la embarcación, mientras el otro tripulante la gobernaba.

Al serle imposible izarla a bordo él solo, debido a la complexión de ésta así como al fuerte oleaje que golpeaba la embarcación por la popa y a la gran cantidad de agua que entraba en la misma, solicitó la ayuda de su compañero ante el peligro de volver a perderla en el mar.

Durante el transcurso de esta operación la embarcación se quedócon un solo motor y al encontrarse a pocos metros de la playa, resultó imposible gobernarla, dificultad que se agravó a los pocos minutos al pararse también el otro motor que estaba funcionando, optando por intentar varar la embarcación en la playa para evitar daños mayores y al tener a salvo a la mujer.

Una vez varada la embarcación, los agentes de la Guardia Civil bajaron a la joven a tierra que se encontraba inconsciente y con un severo síndrome de hipotermia donde fue atendida por personal de Cruz Roja de la Unidad Móvil de Emergencia Social (U.M.E.S.), que se desplazaron al lugar, necesitando también asistencia médica uno de los agentes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios