Igualdad incrementará la información para evitar el abandono de bebés

  • Las investigaciones para localizar a los padres de los recién nacidos hallados en Almería y Granada prosiguen sin resultados

Un día después de que dos bebés aparecieran abandonados en Almería y Granada, este último sin vida, la consejera para Igualdad y Bienestar Social, Micaela Navarro, anunció ayer que la Junta de Andalucía intensificará las campañas informativas "para que las chicas jóvenes y las adolescentes" que se vean en la circunstancia de querer abandonar a un recién nacido "sepan que existe la posibilidad de ir a un hospital y renunciar al bebé en el momento en que nace, con total discreción sobre la identidad de la madre".

La titular del ramo lamentó los dos casos del pasado jueves y concluyó que la administración deberá incrementar la información sobre la alternativa que ofrecen los centros sanitarios.

La Junta de Andalucía asumió ayer oficialmente la tutela de la niña hallada en una bolsa en el interior de un contenedor en Almería, que se trata además del segundo bebé abandonado en circunstancias similares en un mes después del que fue encontrado el pasado día 2 en la misma ciudad.

El delegado de Igualdad en la provincia, Luis López, confirmó que la pequeña, a la que se ha llamado Carla María, nació en el hospital Torrecárdenas de la capital entre los días 29 y 30 de enero.

La Policía Nacional sigue con las investigaciones para localizar a la madre, que posiblemente tenga origen magrebí. Fuentes de la investigación han confirmado que Carla fue abandonada pocas horas después de que su progenitora recibiera el alta médica.

En Santa Fe, la localidad granadina en la que un empleado del servicio de basuras descubrió a una recién nacida sin vida dentro de otro contenedor, los Servicios Sociales del Ayuntamiento realizan un seguimiento de sus consultas por si la madre del bebé acudió a ellas o por si algún familiar de ésta hubiera dado pistas. La investigación no ha obtenido resultados, por lo que se sigue además trabajando de manera "coordinada" con el centro de salud santaferino.

En el contexto de estas pesquisas, la Policía Judicial visitó el jueves las farmacias de la localidad granadina y a una de ellas acudieron los agentes después de que el encargado les informara que unas personas de nacionalidad rumana habían solicitado productos para el cuidado de una parturienta. Con estos datos se activaron todas las alarmas, que finalmente resultaron ser falsas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios