La Junta rechaza las quitas a la deuda de las comunidades autónomas

  • El Gobierno andaluz apuesta por renegociar los plazos de devolución

  • El fondo de facilidad financiera aporta 2.512 millones este trimestre

La Junta de Andalucía rechaza que el nuevo modelo de financiación autonómica incorpore quitas a la deuda de las comunidades. El Ejecutivo regional considera que tendría un efecto perverso al perjudicar a las regiones que sí cumplen con los objetivos de estabilidad presupuestaria, como sería el caso de Andalucía, cuyo endeudamiento se sitúa 2,8 puntos por debajo de la media autonómica. En vez de condonaciones, la Junta aboga por renegociar los plazos de devolución de la financiación facilitada por el Estado a través de instrumentos como el Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) o del plan de pago a los proveedores.

"Nosotros no planteamos quitas, sino una reestructuración", insistió ayer el portavoz de la Junta, Juan Carlos Blanco, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno. La Junta afeó al presidente del Ejecutivo central, Mariano Rajoy, que reuniera el pasado lunes a los barones del PP "en un reservado de Génova" para tratar la reforma de la financiación autonómica en vez de convocar a la Conferencia de Presidentes. Blanco indicó que esa reunión fue claramente un "vacío y un feo" al resto de presidentes de comunidades autónomas, y criticó que Rajoy "sigue incumpliendo su promesa" de renovar un modelo de financiación caducado. "El futuro de los servicios públicos no se puede decidir en un reservado, sino en la conferencia de presidentes", incidió el portavoz de la Junta.

El Consejo de Gobierno aprobó ayer la adhesión de la Junta al fondo de facilidad financiera, dirigido a las administraciones que cumplen con los objetivos de estabilidad presupuestaria. Andalucía dispondrá con cargo a este instrumento de 2.512,3 millones de euros en el primer trimestre. La mayor parte -2.294,3 millones- se destinarán a amortizar vencimientos. mientras que 162,2 millones servirán para financiar el objetivo de déficit de este ejercicio -cifrado en el 0,4% del PIB regional- y 55,8 millones a la devolución de las liquidaciones negativas del sistema de financiación correposndientes a 2008 y 2009.

El Gobierno andaluz planteó hace dos años que la Administración central compensara la infrafinanciación que sufre la Junta con los intereses que ésta debe abonar a cuenta de las aportaciones del Fondo de Liquidez Autonómica. Blanco recordó que Andalucía debe pagar en torno a 2.000 millones por estos intereses que podrían sufragar " muchísimos servicios públicos". "Que no intenten maquillar la realidad, lo digo para los que quieran pensar que el Gobierno hace un regalo a los andaluces; en todo caso, sería un regalo con un lazo diabólico", resaltó el portavoz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios