La Junta, los sindicatos y la CEA acabarán a final de año un plan para impulsar la agroindustria

  • El plan estratégico tendrá una duración de seis años y contará con la financiación de unos 120 millones de euros, ya contemplados en los Presupuestos de la Junta para 2009

Comentarios 2

La Consejería de Agricultura y Pesca, junto a los sindicatos UGT-A y CCOO-A y la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA) prevén tener listo a finales de año un plan estratégico para la agroindustria y la agricultura, con una duración de seis años, y para cuya financiación se incluirán, entre otros montantes y por primera vez, unos 120 millones de euros, consignados en los Presupuestos de la Junta para 2009, para préstamos reintegrables con destino al sostenimiento de empresas agroalimentarias viables en situación de crisis.

El consejero de Agricultura y Pesca, Martín Soler, se reunió hoy con el presidente de la CEA, Santiago Herrero, y los secretarios generales de UGT-A y CCOO-A, Manuel Pastrana y Francisco Carbonero, respectivamente, para efectuar un trabajo de diagnóstico de la situación de la agroindustria andaluza con el objetivo de acometer un plan estratégico con vigencia hasta 2013, que nacerá "fruto del consenso y de la Concertación Social".

Soler, que, al igual que el resto de agentes, recordó la importancia del sector agroindustrial, precisó que en el sector agroalimentario y agroindustrial existen más de 5.000 empresas, genera 13.000 millones de euros y más de 50.000 empleos, y recordó que este sector supone el 37 por ciento de las exportaciones que efectúa Andalucía. Asimismo, destacó el hecho de que al tener presencia por toda Andalucía "los ingresos se redistribuyen por todo el territorio, aumentando la cohesión territorial".

No obstante, apuntó la existencia de una serie de debilidades que se deberán superar y fortalecer a través del plan estratégico, cuyos mayores objetivos serán incrementar la productividad, medida a través de la capacidad de producción por empleado, donde se pretende conseguir una homologación internacional, algo que a, juicio del consejero, se puede conseguir "mediante acciones y medidas que generen más dimensión en las empresas"; la apuesta por la calidad a través del I+D+I, "generando nuevos productos, nuevas líneas de colaboración entre empresas y vender el producto ligado a la dieta mediterránea y vender un producto diferenciado"; y la apuesta por la internacionalización, mediante acciones directas dirigidas a pequeñas y medianas empresas a las que "hay que animar para que inicien su comercialización, aumentando su competitividad", tras lo que reconoció que ha existido una "excesiva fragmentación de las empresas en ciertos productos".

Soler tiene previsto tener acabado el plan con los agentes sociales y económicos a finales de año para poder emprender y tomar las primeras medidas a inicios de 2009 "contando con el Presupuesto de 2009". "Hay que generar confianza en el sector agroindustrial, fortalecer a las empresas para que ganen en competitividad y apostar por su profesionalización", agregó el consejero, quien apuntó como primeros retos del plan "mejorar la presencia comercial en los mercados internacionales", de forma que "convirtamos a Andalucía en líder en la capacidad de exportación de nuevos productos agroalimentarios en España".

Financiación

Soler indicó que para el cumplimiento de este y otros objetivos del plan estratégico de la agroindustria habrá tanto ingresos autofinanciados como fondos comunitarios, de manera que por un existe la orden de incentivos de la Consejería de Agricultura y Pesca, que para 2009 contará con 100 millones de euros, cofinanciados con la UE y la comunidad autónoma, cuya finalidad será "reorientada" y "redireccionada" a través de los objetivos del plan para hacer esta orden "más eficaz".

Además en los presupuestos de 2009 se contará por primera vez con 120 millones de euros en activos financieros destinados a las empresas agroalimentarias, mediante fondos de inversión y préstamos reintegrables para el sostenimiento de las empresas "solventes" que están en situación de crisis por falta de financiación y liquidez. El consejero recordó que además se cuenta con los fondos del Plan de Desarrollo Rural, con 5.000 millones de euros hasta 2013. 

"Evitar contradicciones"

El presidente de la CEA, Santiago Herrero, para el que la agroindustria es "la joya de el corona" de la industria, apostó por una mejora en la calidad y un compromiso de las empresas del sector hacia el plan y reclamó mejoras en las infraestructuras y en el área logística para aumentar la competitividad empresarial y recordó que España "es la que presenta una menor productividad, con 0,16 euros por trabajador, frente a los 0,43 euros por trabajador en Italia, ó 0,27 euros en Alemania", por lo que pidió que haya una mejora de la productividad, además de más calidad e internacionalización.

Recordó que este plan estratégico "tiene un carácter horizontal, no vertical" por lo que espera la misma disposición en todas las consejerías para poner en marcha ese plan y se avance de forma "homogénea" en la participación de ese plan "y evitar contradicciones entre consejerías" a la hora de poner en marcha las políticas. Asimismo, mostró su deseo de que los fondos comunitarios de ayuda y subvenciones a las empresas "se agilicen lo máximo posible, teniendo en cuenta el momento de crisis, para no frustrar las expectativas que generan esas ayudas".

El secretario general de UGT-A, Manuel Pastrana, recordó que la industria agroalimentaria "es la única industria andaluza con capacidad para competir en mercados internacionales y la única que presenta una estructura bastante homogénea por todo el territorio andaluz", de forma que "constituye la columna vertebral del sector industrial andaluza".

Consideró que las administraciones públicas "deben complementar las inversiones empresariales para ganar eficiencia en el sector, pues no se trata de que un sector dependa de ayudas públicas, sino que las políticas públicas se dirijan a favor del dinamismo empresarial de la agroindustria y para mejorar su competitividad y su capacidad de innovación y desarrollo tecnológico". También consideró que la agroindustria "debe mejorar su gestión aumentando la productividad, siendo más eficaz y eficiente".

Por su parte, el secretario general de CCOO-A, Francisco Carbonero, que destacó la importancia de prestar una atención "especializada" al sector agroindustrial andaluz "especialmente en momento de crisis", consideró prioritario emplear al sector agroindustrial andaluz como "el motor de crecimiento para reorientar el modelo económico en Andalucía", tras lo que reconoció la existencia de ciertas debilidades, como el hecho de que "el 90 por ciento de empresas agroalimentarias tiene menos de diez trabajadores, lo cual provoca que en el sector se genere en un empleo de baja calidad", y demandó una mejora de la capacidad de competir de las empresas "mediante el I+D+I".

En ese sentido, demandó que las ayudas públicas e incentivos se dirijan más a las empresas que generen más inversión y apuesten por la modernización productiva y sean más competitivas", de forma que "logremos productos de calidad y ganamos prestigio en el mercado". 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios