La Junta cree viable la gran caja incluso sin Cajagranada y Cajasur

  • Chaves convoca a una reunión a Arenas para alcanzar un pacto sobre el futuro de las entidades · PSOE y PP insisten en desvincular el acuerdo de intereses políticos

El presidente de la Junta, Manuel Chaves, y el vicepresidente económico, José Antonio Griñán, defendieron ayer nuevamente la necesidad de alcanzar una gran caja andaluza en un futuro próximo en un panorama en el que, reconocieron, no contarían ni con la cordobesa Cajasur ni con Cajagranada. El proceso quedaría así con las dos grandes entidades de ahorro andaluzas como protagonistas: Unicaja, con sede en Málaga, y Cajasol -fruto de la fusión de El Monte y Caja San Fernando que concluirá en mayo con la renovación de sus órganos de gobierno-, además de Caja Jaén.

Mientras Manuel Chaves en Sevilla indicó que "estaba en la hoja de ruta" que Cajagranada no participara en el proceso de fusiones; José Antonio Griñán desde Córdoba manifestó que "si Cajasur sigue diciendo que no se incorpora, pues no pasa absolutamente nada". El vicepresidente mantuvo que en mayo se tratará la cuestión con todas las entidades andaluzas, "y se verá entonces cuál es la situación de todas y cada una de ellas y del sector financiero en general, para así tomar las decisiones que haya que tomar". "No renuncio a que Andalucía tenga lo mismo que tiene Cataluña o el País Vasco", añadió el consejero

"Si hay cajas de ahorro que no quieren participar en este proceso lo respetaremos, y cada uno que asuma sus responsabilidades", señaló Manuel Chaves que convocó a Javier Arenas a una reunión para alcanzar "un gran acuerdo político" sobre el futuro de las cajas andaluzas. "Voy a invitar al presidente del PP de Andalucía a sentarnos en una mesa para conseguir impulsar un gran acuerdo político, cívico y social que dé lugar este gran instrumento financiero", indicó el presidente que, al mismo tiempo, insistió en desligar la creación de la gran caja andaluza de "una operación política".

Chaves argumentó así que Andalucía necesita una entidad financiera que compita en la economía global y que esté presente con una fuerte participación en los sectores estratégicos de la economía española, como ocurre en otras comunidades. Por ello, insistió en que "no se trata" de una operación política, pero que sí requiere un gran acuerdo político porque en los consejos de administración de las cajas están representados los partidos.

Javier Arenas contestó ayer mismo a las pretensiones de la Junta indicando que "imponer a la fuerza la fusión de las cajas de ahorro sólo generará tensiones económicas, sociales y más desconfianza". Además, propuso que en la reunión a la que le ha convocado Manuel Chaves se alcance también un acuerdo para que estas entidades "planteen líneas de financiación que den liquidez a las pymes, a los autónomos y a las familias en estos momentos de crisis económica".

Mientras, la Federación de Servicios Financieros y Administrativos de CCOO hizo un llamamiento a la tranquilidad a las plantillas y clientes de las cajas de ahorro andaluzas ante el "clima de incertidumbre" que puede generar el debate público abierto en torno a la creación de una gran caja.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios