La Justicia niega a Boliden una rebaja de su deuda con la Junta

  • La Audiencia de Sevilla mantiene en 89,8 millones la cifra que debe la multinacional

La Audiencia de Sevilla ha rechazado la petición de la multinacional sueca Boliden para rebajar los 89,8 millones de euros que debe a la Junta de Andalucía por el vertido tóxico de la mina de Aznalcóllar y los 43,1 millones que adeuda a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), con lo que suman 132 millones su deuda a las administraciones. La Sección Quinta ha rechazado en una sentencia esta petición por una cuestión formal, ya que según la Ley Concursal debe ser planteada en la fase posterior del convenio de acreedores o de liquidación de la compañía.

La filial española de Boliden está en liquidación tras el cierre de la mina de Aznalcóllar, que en abril de 1998 vertió millones de toneladas de lodos tóxicos al río Guadiamar, y había pedido a la Audiencia una rebaja considerable en la deuda por el coste que supuso la retirada de estos fangos.

La multinacional había pedido que su deuda con la Junta se rebajase de los 89,8 millones a solo 929.311 euros y que las dos deudas reconocidas a la CHG, por importe de 2,8 y 40,2 millones, quedasen reducidas a 30.141 y 422.731 euros por los gastos que implicó la limpieza del cauce del Guadiamar, y que llegó a afectar al entorno de Doñana.

La sentencia, a la que ha tenido acceso Efe, recuerda que "para evitar la multiplicidad de recursos", la ley establece que no cabe apelación contra las resoluciones del Juzgado de lo Mercantil en esta fase del concurso de acreedores, sino que debe realizarse tras la sentencia que se pronuncie sobre el plan de liquidación de la compañía.

La sentencia, sin embargo, sí reconoce otra de las peticiones de la multinacional y ha rebajado de 216.014 a 170.111 euros la remuneración que percibirán los administradores judiciales de la compañía.

La Junta demanda que deuda de Boliden se abone con el embargo de los bienes de la multinacional sueca. El juez de lo mercantil sevillano que lleva el proceso de liquidación de la filial española admitió este embargo cautelar de 141 millones, una medida que hace unas semanas también reconoció un tribunal sueco.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios