Málaga aspira a convertirse de la mano de Picasso en un referente turístico

  • La Junta y el Ayuntamiento de la ciudad firman un plan, dotado con 22,1 millones, para poner en valor el potencial de la Costa del Sol · La figura del pintor malagueño servirá para transformar su imagen

Comentarios 6

La Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Málaga dieron ayer luz verde a un plan con el que poner en valor las potencialidades turísticas de la capital de la Costa del Sol y su conversión en uno de los grandes referentes a nivel europeo y mediterráneo. Con esa finalidad, ambas instituciones, representadas en la figura de Luciano Alonso, como consejero de Turismo, y Francisco de la Torre, como alcalde de la ciudad, rubricaron un acuerdo que permitirá plasmar una inversión superior a los 22,1 millones de euros a lo largo de los próximos cuatro años, dirigidos a transformar la imagen turística de Málaga con la figura de Pablo Ruiz Picasso como eje principal.

Más allá del efecto directo de esta iniciativa, el acuerdo de ayer supone un cambio de paso en las traumáticas relaciones que venían manteniendo en los últimos años el Gobierno regional y el equipo de gobierno del PP, especialmente en lo relativo al urbanismo. Y para dar muestra de ello, el plan turístico de Málaga contó con el aval directo del presidente de la Junta, José Antonio Griñán, quien ensalzó las potencialidades de la ciudad.

Durante el acto de ayer, que tuvo lugar en el Parador de San Rafael, sede de Turismo Andaluz, Alonso dio a conocer la elección de José Asenjo, ex diputado nacional y ex concejal de Urbanismo de Málaga, como gerente de la iniciativa, nombre en el que, según atestiguó el concejal de Turismo de Málaga, Elías Bendodo, existe pleno acuerdo entre las dos instituciones.

A Asenjo corresponde ahora poner en marcha la maquinaria vinculada al plan e iniciar el desarrollo de las cinco grandes líneas de actuación enclavadas en el mismo y que han sido objeto de negociación en los últimos dos años. Entre las acciones más concretas destaca la conversión de la zona existente en torno al Museo Picasso y la Casa Natal del pintor en un gran espacio turístico, para lo que se invertirán 7,5 millones en su revitalización. A esta cuantía se suman 6,5 millones para el rediseño de las calles y plazas próximas a la Catedral, con el objetivo de unir el centro histórico de la capital con el puerto y el futuro Palmeral de las Sorpresas, actualmente en construcción sobre el muelle 2.

Otra actuación clave pasa por "reactivar" el espacio litoral mediante intervenciones en dos barrios señeros de Málaga, El Palo y Huelin, puntos en los que se prevén ejecutar miradores sobre el mar como elemento de atracción, al tiempo que se prolongarán los paseos marítimos a través de pasarelas peatonales y se regenerará el espigón de la Térmica. Para estas tareas se reservan 6,5 millones.

Algo inferiores serán las aportaciones para las dos acciones finales: la potenciación de clubes de producto, aprovechando segmentos como la cultura, el idioma, los congresos e incentivos y los cruceros, entre otros, con 900.000 euros, y el plan de marketing para promocionar y comercializar la oferta de este destino bajo el nombre Málaga, ciudad genial, con otros 600.000 euros.

La trascendencia de esta iniciativa fue ensalzada por muchos de los representantes del sector turístico que acudieron al acto. El propio consejero de Turismo estimó que esta iniciativa sitúa a la ciudad "en la vanguardia" y recordó cómo tras la segregación de Torremolinos, la capital se ha ido "poco a poco conformando como destino de una oferta cultural atractiva e infraestructuras de primer orden".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios