Desaparición en el torrejón

El padre de Mari Luz asegura que se están obteniendo "datos concretos"

  • Juan José Cortés confía en que pronto habrá una información que "arroje mucha luz" sobre el paradero de su hija, todo ello a pesar de que "la gente está muy presionada"

Comentarios 0

El padre de Mari Luz Cortés, la niña de cinco años que permanece desaparecida en Huelva desde el pasado 13 de enero, Juan José Cortés, consideró hoy que la gente "está ya muy presionada", por lo que manifestó que "quizá pronto haya algo muy importante dentro del caso que arroje mucha luz".

En rueda de prensa, Cortés destacó que los datos sobre la investigación del paradero de Mari Luz "son cada vez más concretos", si bien también aseguró tener sospechas de que "hay gente que sabe cosas sobre lo que ocurrió el día que desapareció Mari Luz y que no ha hablado, simplemente porque no se le ha preguntado".

En este sentido, estimó que "una posibilidad para acercarse más a lo que pasó el 13 de enero sería preguntar a todos los vecinos sobre lo que hizo ese día para saber qué movida hubo", al menos, en los diez minutos en que Juan José Cortés está convencido que desapareció su hija, según los datos recabados por él mismo.

Lo cierto es que, según lamentó, desde que ofreciese el pasado jueves una recompensa de 150.000 euros a quien aportase un "dato concreto" sobre el paradero de Mari Luz o a quien la entregase directamente, "no se ha producido ninguna llamada que dé directamente con la niña, aunque sí se suceden de gente que cree que la ha visto en cualquier lugar de España, como en Oviedo o en Bormujos (Sevilla)".

En este último caso, Cortés relató que, tras la llamada recibida el pasado jueves, la Policía montó "un dispositivo de seguimiento hasta que se encontró con la pareja que presuntamente tenía a la niña, de forma que se les acompañó a casa y allí había niños entre los que no estaba Mari Luz, pero donde tampoco estaba la niña que los que alertaron a la Policía dijeron ver".

Por tanto, destacó que "queda la duda de si esta pareja, de nacionalidad extranjera, se deshizo de la pequeña que el matrimonio que llamó aseguró que era Mari Luz durante el tiempo en que se montó el dispositivo policial", aunque añadió que la gente de Bormujos "está alerta".

Dos hipótesis

Por otra parte, el padre de Mari Luz apoyó las manifestaciones vertidas por el delegado del Gobierno en Andalucía, Juan José López Garzón, aludiendo a que las dos hipótesis que se mantienen abierta en la investigación son un caso de pederastia y el secuestro, sobre el que Juan José Cortés consideró que "se confirmaría si alguien llamase y dijese que la niña que alguien vio cómo metían en una furgoneta era Mari Luz, o si alguien lo hace para decir que era él con su hija".

Tampoco descartó la posibilidad de un caso de pederastia porque, "en el camino hacia el quiosco al que fue Mari Luz hay un pederasta, por lo que descartar esta vía sería inconsciente, aunque de momento no hay un dato claro que lo confirme".

Con estos argumentos, insistió en que, aunque la Policía está trabajando "a tope", sería "muy importante que alguien que estuviese por la zona y pasase por ella y viese algo en esos diez minutos llamase para contarlo", tras lamentar que "se ha echado hacia atrás otro presunto testigo que no ha llevado a nada".

De forma paralela, los vecinos de El Torrejón protagonizarán mañana una manifestación que partirá sobre las 17.00 horas de la Plaza Rosa en dirección a la Plaza de los Niños Bosnios en la barriada de La Orden, en la que se ha convocado una manifestación para reivindicar la liberalización de la pequeña, 22 días después de su desaparición. 

más noticias de ANDALUCÍA Ir a la sección Andalucía »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios