Marruecos ignora el número de niños acogidos que reagrupará en su país

  • El reino magrebí alega "dificultades" para identificar a las familias y la Junta cifra en mil los expedientes paralizados desde 2003 · Los gobiernos habían fechado el inicio de las devoluciones en septiembre

Comentarios 4

Julio de 2007. La enésima queja de la Junta de Andalucía por la imposibilidad de responsabilizarse de más menores inmigrantes no acompañados encuentra eco en la celebración en Toledo de una reunión bilateral entre España y Marruecos .

A su conclusión, compromisos: el reino alauí reforzará el control de las fronteras y agilizará la resolución de los expedientes de los niños acogidos en Andalucía, un total de 988, según la Administración andaluza, pendientes sólo de la autorización de los consulados. España asegura que incentivará la "acción resolutiva" de las oficinas consulares marroquíes para poner fin a un problema con visos de convertirse en endémico.

Desde 2003, ningún menor marroquí que haya ingresado en centros autonómicos -aquellos que no se han reagrupado con familiares localizables en territorio nacional- ha regresado a casa. La Junta se ha encargado de su tutela y formación hasta cumplir la mayoría de edad.

La "esperanza" de la consejera para la Igualdad y Bienestar Social, Micaela Navarro, por el "giro" de discurso del reino alauí, impasible hasta la cumbre, se ensombrece siete meses después. El consulado de Marruecos en Andalucía occidental desconoce el número de expedientes de menores que almacena en sus archivos.

"Los niños cambian de centros, y cuando necesitamos una información detallada, como nos piden las autoridades marroquíes, los niños nos dan nombres y apellidos erróneos que impiden que se pueda buscar a sus familias", admitió en declaraciones a esta redacción el cónsul de Marruecos en Andalucía occidental, Mohamed Said Douelfak.

El diplomático marroquí aterrizó en el consulado en octubre. Sucedió a Tarik Louajri, que al finalizar la misión diplomática en la comunidad volvió al reino de Mohammed VI. En la ronda de compromisos que prologó la reunión bilateral, la consejera andaluza, ahora en funciones, y el ex cónsul fecharon el inicio de las devoluciones en septiembre. Las primeras verificaciones de expedientes de menores inmigrantes no acompañados, incoados por la Junta, podrían estar resueltos en "semanas", aseguró entonces Louajri. "Se dan todas las garantías legales para que los niños vuelvan con sus familias, que es donde deben estar", completó Navarro.

¿Ha avanzado el proceso durante este tiempo? Douelfak insistió en que es un tema "muy complejo" y se remitió a las negociaciones a nivel de Estado. "Está en vías de solución", defendió el cónsul, que aludió a la firma por parte de Marruecos, hace dos semanas, del acuerdo de cooperación en materia de repatriación de menores extranjeros, una fórmula ya vigente con los países de Senegal y Rumanía.

El acuerdo debe continuar su trámite burocrático en los órganos parlamentarios del país magrebí. "En un futuro puede haber solución", previó Douelfak. En ese horizonte, el documento, aprobado en las Cortes la pasada legislatura, asegura que las autoridades españolas informarán sobre la entrada ilegal de menores en el plazo de un mes. Y las de Marruecos deben contestar en tres meses con todos los datos sobre la identidad de los menores y de su familia. España decidirá si son integrados en su familia o en centros sociales, preparados en colaboración entre ambos países.

Reforzar la vigilancia fronteriza y potenciar la contratación en origen pasan para Marruecos como solución a la inmigración irregular. "Los niños, como los mayores, ven el regreso de sus compatriotas y quieren emigrar hacia Europa, un El Dorado que no existe", lamentó el cónsul.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios