Muñoz disfrutó de su segundo día libre en compañía de su hermana

  • El ex alcalde sólo salió de su casa para ir a firmar al cuartel de la Guardia Civil

El ex alcalde de Marbella Julián Muñoz disfrutó ayer de su segundo día del permiso de tres días que le han concedido en compañía de su hermana. Al igual que hizo el sábado, únicamente salió de su casa para dirigirse al cuartel de la Guardia Civil de Leganitos para firmar, ya que debe hacerlo diariamente, y para visitar a su hija mayor. Tras la visita, que apenas duró unos minutos, el ex alcalde volvió al chalé Mi Gitana, ubicado en la urbanización La Pera.

Mientras tanto, numerosos medios de comunicación continúan apostados las 24 horas del día en la puerta de la casa, además de curiosos que se acercan hasta la residencia esperando poder ver al ex alcalde marbellí.

Julián Muñoz salió el sábado sobre las 7:20 de la cárcel malagueña de Alhaurín de la Torre y llegó a Marbella una hora después. A su llegada, bajó la ventanilla del todoterreno en el que viajaba y se dirigió a los periodistas con un "gracias a todos".

El ex regidor está en la actualidad en segundo grado penitenciario, cumpliendo tres condenas por delitos urbanísticos, y ha estado ingresado, además de en la cárcel de Alhaurín de la Torre, en la de Jaén. Precisamente, este permiso de tres días fue concedido hace unas semanas por el Juzgado de Vigilancia Penitenciaria jiennense, ya que el juez entendió que concurrían los requisitos necesarios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios