El PP sospecha que Susana Díaz y Albert Rivera probarán un "pacto oculto"

  • Los populares creen que PSOE y C's experimentarán en el Consistorio granadino un plan para desbancarlos de las instituciones.

Comentarios 1

La cosa va de tormentas. El vendaval judicial que ha puesto patas arriba el Ayuntamiento de Granada ha sido la excusa perfecta para que los partidos enfoquen sus campaña dentro del diluvio político que cae en todo el país. El más que posible acuerdo cerrado entre PSOE y Ciudadanos para favorecer la Alcaldía del socialista Francisco Cuenca está siendo objeto de las más diversas valoraciones desde todos los frentes posibles con una particular afectación del PP, que está sacando a relucir toda su artillería pesada para evitar la pérdida del poder en el Consistorio granadino. Los populares andaluces están gestionando la crisis partiendo desde una perspectiva autonómica y en todo momento han criticado que el futuro de la gobernabilidad en Granada está en manos de lo que necesiten las formaciones desde Sevilla.

De hecho, el presidente del PP-A, Juanma Moreno, acusó hace dos días a socialistas y C's de querer trasladar su pacto autonómico a un "experimento piloto" a nivel local. Ayer, la cosa fue a más y los populares denunciaron directamente un "pacto oculto" entre el líder de C's, Albert Rivera, y la presidenta de la Junta, Susana Díaz, para "desbancar" a los populares de las instituciones e, incluso, criticaron que C's diga que es "tarde" para apoyar a los populares en Granada. Una batalla que los populares emprenden cada día en sus declaraciones públicas y que tiene también lugar en las redes sociales, donde el propio Juanma Moreno sacó ayer hemeroteca para desmontar los intereses de sus contrincantes.

La vicesecretaria de Organización del PP-A, Patricia Navarro, aludió a un posible "pacto oculto" entre Albert Rivera y Susana Díaz en Andalucía que tiene como objetivo el "desbancar" al PP de las instituciones, al mismo tiempo que afirmó que lo que se está produciendo es un "movimiento táctico" en las filas de C's en la comunidad "que lo está colocando en su lugar natural, que es el centro izquierda en Andalucía y en España". En rueda de prensa en Sevilla, Navarro puso el foco el caso concreto de Granada, incidiendo en que el PP sigue apostando por la "continuidad" del acuerdo de investidura en el Ayuntamiento de la capital granadina entre el PP y C's, ya que, según afirmó, "apostar por esa continuidad es apostar por la gobernabilidad, por la estabilidad y por el interés general de todos los granadinos".

En este sentido, criticó que las apuestas de otros partidos "parece que no van por el camino de respetar la voluntad mayoritaria de los vecinos de Granada" e insistió en que el PP sigue "con la mano tendida" para mantener el acuerdo, "porque no hacerlo carece de cualquier justificación posible". Así, Navarro destacó que los argumentos que se están empezando a ver son "cada vez más vagos" y, al respecto, hizo referencia al del portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento, Luis Salvador, que afirmó que las dimisiones habían llegado "tarde" y que por ese motivo no podían apoyar al PP. "No sabemos cuánto es tarde para ellos ni tampoco cuánto tiempo más van a dar al PSOE para que cumplan con las condiciones que le han impuesto para llegar a la investidura de Francisco Cuenca", apuntó.

En este punto, Navarro recordó que el pasado 13 de abril se produjeron las detenciones en el Ayuntamiento de Granada y que ya ese mismo día el PP andaluz estaba pidiendo a los dos concejales detenidos que abandonaran su escaño. Cinco días después, que es cuando se produjeron las dimisiones, Salvador "aseguraba que su objetivo era poner al frente de Granada al PSOE y reconocía que ya había negociaciones para que ello se produjera".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios