El PSOE pide a sus cargos que den los puestos de confianza a afiliados

  • La delegados de la Junta en Granada indagan sobre la afinidad de los ya contratados

Comentarios 7

El 60 por ciento de los ministros en el Gobierno de Rodríguez Zapatero no milita en el PSOE, al igual que tampoco lo hace su portavoz en el Congreso, José Antonio Alonso, pero esta situación está lejos de hacerse extensiva en el PSOE de Andalucía. La dirección provincial del partido en Granada  ha pedido a sus cargos públicos que los puestos de libre designación de las delegaciones provinciales de las consejerías recaigan, exclusivamente, en afiliados del partido o simpatizantes declarados. La consigna también servirá para los puestos que dependan en la provincia del Gobierno de la nación.

El mensaje, que algunas fuentes entienden que proviene de la dirección del PSOE andaluz, fue trasladado en una reciente reunión por la cúpula de la dirección provincial del partido a los delegados en funciones de la Junta, a los que, entre otras consideraciones, se les pidió que extremen el cuidado en la designación de sus cargos de confianza para que sean afines al partido.

Aunque este proceder es habitual en las administraciones públicas, sea cual sea el partido que las gobierne, lo relevante es la insistencia con la que se transmitió la consigna. De hecho, algunos delegados quedaron sorprendidos por la exigencia de la dirección provincial. Se da la paradoja de que entre el equipo de delegados de la Junta nombrados en la anterior legislatura hay un buen número que apenas mantenía relación con el PSOE antes de ocupar sus puestos en la Administración.

Algunos delegados, con más o menos discreción –y aún sin conocer si seguirán o no en sus cargos a partir de la semana próxima– han comenzado a elaborar sus propios informes con el fin de recabar la afinidad de sus cargos de confianza. Esta actuación, que ejecuta personal de máxima confianza de los delegados, comienza a ser conocida entre los responsables de algunos departamentos de la Junta, entre los que crece el malestar porque su futuro laboral no dependerá de su preparación o profesionalidad, sino de su orientación ideológica.

El PSOE de Granada sostuvo ayer que son los delegados provinciales los “responsables” de sus equipos, que los hacen de forma transparente, mientras que el secretario de Comunicación del PSOE-A, Miguel Ángel Vázquez, negó que la Ejecutiva regional haya dado consigna alguna en ese sentido, aunque le pareció “normal” que el partido fiche a militantes para los puestos de libre designación. “Hay mucha hipocresía en este asunto porque es normal que el partido deposite su confianza en personas que están afiliadas”, dijo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios