La precampaña Los socialistas incluyen en su programa medidas dirigidas a "grandes minorías"

El PSOE se vuelca en medidas sociales frente a un PP que "insulta" a Andalucía

  • Las becas universitarias Erasmus se ampliarán a un mínimo de 600 euros · Gratuidad en los gastos farmacéuticos para los menores de un año · Plazo máximo de 180 días para reproducción asistida

Comentarios 8

Becas de 600 euros mensuales para que los universitarios estudien en el extranjero, tratamientos de reproducción asistida "sin excepción" a todas las mujeres y medicinas gratuitas para los menores de un año fueron algunas de las nuevas promesas electorales que el presidente de la Junta y candidato del PSOE a la reelección, Manuel Chaves, formuló ayer, en Granada, en la apertura de la Conferencia Política en la que los socialistas andaluces aprobaron su programa electoral.

Los últimos y preocupantes datos sobre el paro, la caída de las bolsas y el crecimiento al unísono de la inflación y de los tipos de interés hipotecarios habían llevado al PSOE a poner el acento en los avances económicos logrados por Andalucía en los últimos cuatro años y en asegurar que la crisis es puramente coyuntural. Hasta ahora. Ayer tocó un premeditado cambio de discurso con abundantes promesas sociales que tocaron todos los palos, desde la educación a la sanidad, pasando por la atención a las personas dependientes, la vivienda y la igualdad.

Los dirigentes socialistas reconocen que no es cuestión de gastar mucho, sino de situar en el escaparate electoral medidas llamativas que sean atractivas para determinados sectores de población, para "grandes minorías".

Especial atención merece, por ejemplo, el voto de los jóvenes. El 9 de marzo ejercerán por vez primera su derecho al voto 378.000 andaluces, muchos de los cuales son universitarios. A ellos dirigió Chaves la promesa de incrementar las becas Erasmus para estudios de segundo ciclo en países de la UE hasta "un mínimo" de 600 euros gracias a complementos de unos 300 euros por alumno.

En el curso 2008-09 hay 5.400 universitarios andaluces con estas becas, pero sólo un 20 por ciento de ellos disfruta de una ayuda que se aproxima a esos 600 euros; el resto, por pertenecer a familias con un nivel de renta superior, deben conformarse con una ayuda estatal de 100 euros para los gastos de viaje y una extra ocasional concedida por las universidades, con fondos de la Junta, de un mínimo de 120 euros más. La meta es igualar a todos, con independencia de sus ingresos, y triplicar el número de beneficiarios de aquí a 2011.

El coste de estas becas para el próximo curso se cifra en 15 millones de euros y en 45 al finalizar dentro de tres años el programa, cantidades que suponen unas gotas en el océano presupuestario de 31.000 millones de euros que manejará el Gobierno andaluz a lo largo de 2008. La comparación tampoco aguanta ante otras medidas sociales, como los 9.000 millones del Plan de Vivienda o los 128 para la aplicación este año de la Ley de Dependencia.

La oferta socialista pasa también por un incremento presupuestario del 36 por ciento en la educación no universitaria y por las ya anunciadas becas de 6.000 euros anuales para los alumnos de Secundaria Obligatoria, aunque estarán restringidas, y ahí está la novedad, "a familias con condiciones económicas desfavorables".

La "financiación farmacéutica completa" para todos los niños menores de un año es una de las promesas incluidas en materia sanitaria. Su puesta en marcha supondrá un gasto de apenas 4,8 millones de euros anuales, pero dará cobertura a 80.000 familias. En esta área figura también la aprobación de un plazo máximo de 180 días para iniciar el tratamiento de reproducción asistida a todas las mujeres en edad fértil, lo que obligaría a la Junta a ampliar el número de centros con capacidad para prestar este servicio. Chaves fue concluyente ante el millar largo de compromisarios e invitados: "Con este programa enseñamos la matrícula a todos nuestros adversarios".

En un punto y aparte, el presidente andaluz se refirió nuevamente a las orientaciones para el voto realizadas por la Conferencia Episcopal, a la que acusó de "retrotraerse a épocas pasadas" y de apoyar nítidamente al PP. "Todos nos acordamos del franquismo", aseveró entre aplausos. En el PSOE se ha llegado a la conclusión de que los pronunciamientos de los obispos juegan a su favor por la siguiente ecuación: quien esté de acuerdo con los prelados ya iba a votar al PP, pero puede haber una parte del electorado de izquierdas que se movilice a favor del PSOE si considera en peligro medidas como los matrimonios de homosexuales o la posible ampliación de la Ley del Aborto.

Las referencias al PP fueron una constante. Chaves dijo que los populares carecen de programa porque "ignoran cómo es la sociedad de hoy" y les acusó, al hilo de las últimas declaraciones de Manuel Pizarro, de "despreciar e insultar" a los andaluces.

más noticias de ANDALUCÍA Ir a la sección Andalucía »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios