La Policía interroga al ex gerente del Plan Bahía por el fraude de las ayudas

  • Antonio Perales niega que su declaración por la investigación de la estafa de 21 millones haya sido en calidad de imputado

El ex gerente del Plan Bahía Competitiva, Antonio Perales, negó ayer que el interrogatorio al que fue sometido días atrás por los agentes de la Unidad contra la Droga y el Crimen Organizado (Udyco) encargados de la investigación del fraude de 21 millones de euros en ayudas para la creación de empresas en la provincia de Cádiz lo hiciera en calidad de imputado. Perales afirmó en un comunicado que la declaración que hizo el miércoles pasado en la Jefatura Superior de Policía de Sevilla se desarrolló "a fin de aportar información sobre mi labor profesional como gerente de Bahía Competitiva".

El interrogatorio duró algo más de dos horas. En él, Perales se ofreció a aportar "cuanta documentación estuviera a mi alcance para esclarecer el asunto que se está investigando". El hermano del histórico dirigente del PSOE andaluz Alfonso Perales dimitió del cargo de gerente a raíz del escándalo destapado y por el que el pasado noviembre fueron detenidos varios empresarios, entre ellos Alejandro Manuel Dávila Oubiña, supuesto cerebro de la trama, que recibieron ayudas millonarias del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio para proyectos de reindustrialización de la provincia de Cádiz que nunca se llevaron a cabo.

Este fraude dio pie ayer al enésimo enfrentamiento entre socialistas y populares. El secretario general del PP-A, Antonio Sanz, pidió la convocatoria de un pleno extraordinario en el Parlamento andaluz para "esclarecer, investigar y conocer hasta el final la existencia de una nueva presunta trama de fraudes que afecta a nuevos dirigentes socialistas y directamente al corazón del clan de Alcalá". El número dos del PP andaluz considera que "estamos ante la evidencia de un modus operandi que cada día está más extendido y donde la mancha de la corrupción del PSOE-A no tiene límites".

La respuesta a Sanz vino de la mano de la secretaria de Organización del PSOE andaluz, Susana Díaz, que mostró su deseo de que la Justicia aclare "con celeridad" lo sucedido en Bahía Competitiva, aunque se apresuró a matizar que fue la Junta la primera en detectar el presunto fraude y en denunciarlo a finales de marzo ante la Fiscalía de Asuntos Económicos de Sevilla y el Banco de España.

El dirigente popular negó este extremo y recriminó a los socialistas que se atribuyan "ninguna primicia" en la denuncia de este caso, ya que "fue el PP el que lo destapó cuando llegó a la Diputación". Sanz abundó en que "el bochornoso espectáculo que está dando el PSOE justifica cada día más la urgencia del cambio, ya que no hay semana sin un caso grave de corrupción".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios