Rajoy: "Gibraltar forma parte de nuestro territorio nacional"

  • Los políticos españoles critican la visita y después expresan sus condolencias

Comentarios 3

El asesinato de la diputada laborista Jo Cox y la posterior suspensión del mitin de David Cameron amortiguaron la evidente molestia diplomática que suponía la llegada del premier británico al Peñón. Tras conocerse el crimen, el cruce de declaraciones de los políticos españoles cesó para transformarse en condolencias. Sin embargo, horas antes el fuego lo había abierto Mariano Rajoy en una entrevista en Radio Nacional. "Al Gobierno no le gusta que Cameron vaya a Gibraltar. Lo que se debate es si el Reino Unido se queda en la Unión Europea o sale de ella, y la campaña para eso debería hacerse en el Reino Unido y no en Gibraltar", dijo.

A continuación, se mostró muy claro sobre su pensamiento acerca de la soberanía de la Roca: "España siempre ha pensado que Gibraltar forma parte de nuestro territorio nacional y que no forma parte del Reino Unido, ocurra lo que ocurra en el referéndum".

Pese a estas palabras, en todo momento se trató de evitar el conflicto diplomático. Un escueto comunicado -apenas siete líneas- emitido por La Moncloa en la noche del miércoles destacaba la brevedad de la visita, "dos horas", y el hecho de que se ciña "a la campaña en favor de la permanencia del Reino Unido en la UE", así como que el Ejecutivo español y su embajador en Londres habían sido informados. "El Gabinete del presidente del Gobierno ha reiterado la conocida posición contraria de España a este tipo de visitas", concluyó el Ejecutivo de Rajoy.

El ministro de Exteriores español, José Manuel García-Margallo, apostó ayer también por ese equilibrio. Comprende que Cameron quiera pedir el voto a favor de la permanencia en la UE, pero no le gusta que use la colonia para esa campaña interna. "El Gobierno ha mostrado su rechazo ante este anacronismo", manifestó el jefe de la diplomacia española a la Cope.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, señaló antes de conocer la muerte de Cox que los socialistas defienden la "soberanía nacional de Gibraltar como española", pero al mismo tiempo defendió el "diálogo" entre los gobiernos de Gibraltar, el Reino Unido y España. Recordó que Cameron "viene a hacer campaña" a Gibraltar en favor de la permanencia y, en ese sentido, compartió que "hay que defender todos juntos" que el Reino Unido siga en la UE como "país miembro".

La presidenta andaluza, Susana Díaz, no fue tan comprensiva como su jefe de filas, y consideró que Gibraltar no es decisivo para el Brexit y que Cameron se lo debería haber pensado "dos veces" antes de programar su visita.

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, abogó por que España reclame la cosoberanía en Gibraltar si finalmente el Reino Unido sale de la UE tras el referéndum del próximo jueves, tal como defendió García-Margallo. "Si el Reino Unido saliera, España tendría que reivindicar la cosoberanía en Gibraltar", dijo durante un desayuno informativo.

Rivera calificó de "irresponsabilidad" que Cameron haya convocado un nuevo referéndum tras el celebrado recientemente sobre la independencia de Escocia, especialmente en un momento de crisis política y económica en Europa y "con el populismo creciendo".

Desde Izquierda Unida en Andalucía, su líder regional, Antonio Maíllo, lamentó que una vez más aparezca en una campaña electoral el tema de la soberanía de Gibraltar. De hecho, lo calificó como "una constante absolutamente franquista". Sin embargo, su socio, el líder de Podemos, Pablo Iglesias, apenas entró al trapo en esta polémica. Lo más que hizo fue escribir un mensaje para un programa de Telecinco en el que que se podía leer: "Por supuesto, Gibraltar español".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios