Rescate de un plan de empleo olvidado

  • Canarias lo logró de Aznar en 1997; Extremadura se lo sacó a Zapatero en 2004; la Junta pide ahora fondos extras a Rajoy cuando los olvidó con el PSOE en el Gobierno y ya se han extinguido

Comentarios 7

La petición de un plan de empleo extraordinario para Andalucía se ha convertido en boca de los dirigentes políticos de la Junta en un cliché que amenaza con culpabilizar de la falta del mismo a las cifras de desempleo que soporta la comunidad autónoma, un 34,94% según los datos de la EPA conocidos esta semana. Más de 1,4 millones de andaluces están en paro. La reivindicación suma otra denuncia recurrente contra el Gobierno del PP: el agravio contra una comunidad gobernada por partidos de izquierda. "Que no se castigue más a Andalucía", dijo esta semana el consejero de Economía, José Sánchez Maldonado, en el pleno del Parlamento para reclamar al Gobierno "sin dilación" un plan especial de empleo.

Canarias y Extremadura son los aludidos. ¿Por qué si los han tenido estas comunidades, que soportan una menor tasa de paro, Andalucía no cuenta con un plan similar? La respuesta podrían proporcionarla los dirigentes del mismo partido que han gobernado la Junta de Andalucía mientras en Madrid se encontraba en el Gobierno un presidente de igual color político, José Luis Rodríguez Zapatero.

La reclamación de un plan especial de empleo abandonó la agenda de reivindicaciones de la Junta de Andalucía en 2004 para centrarse en la reclamación (saldada) de la deuda histórica y se rescató nada más volver al Gobierno un presidente del PP, Mariano Rajoy, en 2012. Desde ese año la reclamación de un plan especial de empleo ha caído a cuentagotas hasta que en las últimas semanas las estadísticas sobre el desempleo (Andalucía es la región con más paro de Europa) han convertido la reclamación en una marea por parte del Gobierno que preside la socialista Susana Díaz.

Sucede que esos fondos especiales para comunidades se han extinguido. El Ministerio de Empleo y Seguridad Social de Fátima Báñez decidió eliminar el pasado noviembre todos los planes especiales de empleo para "reorientar" estas políticas. El Ministerio señaló que supondría una "incoherencia" con la nueva estrategia de políticas activas y de reparto de fondos entre las distintas comunidades autónomas (que se dieron a conocer hace dos semanas), además de ser "ineficaz" para reducir las tasas de desempleo.

"Los planes de empleo no fueron útiles y para lo que sirvieron fue para que aumentara el desempleo", dijo el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

El Gobierno ha eliminado hasta el plan integral de empleo de Canarias (PIEC), que databa de 1997, con José María Aznar de presidente. Estos planes especiales se recogían anualmente en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) y la Junta de Andalucía sólo protestó en los primeros tiempos, cuando Manuel Chaves discrepó de que a Canarias se le concediera.

El Gobierno canario (Coalición Canaria) esgrime que es una región "ultraperiférica" y que necesita estos fondos especiales para equipararse a las demás regiones del Estado. "Un parado de Tenerife, por ejemplo, que vaya a Madrid, necesita 500 euros para un avión. El Gobierno canario apoya ese traslado", explican fuentes del Gobierno de Canarias.

Durante quince años Canarias estuvo recibiendo 42 millones anuales gracias a la firma de convenios con el Gobierno central.

En 2013 se redujo la aportación a 10 millones y se montó un escándalo, nada comparado a la supresión este año cuando todavía queda un año de convenio vigente.

Extremadura consiguió por primera vez estos fondos en 2004, gracias a un acuerdo entre Rodríguez Zapatero y el entonces presidente extremeño, Juan Carlos Rodríguez Ibarra. La razón esgrimida fue que Extremadura era la región con menor producto interior bruto de España. Cada año los PGE recogieron 25 millones de euros para las políticas de empleo de Extremadura. El último año de Zapatero, 2011, el presidente socialista rompió el acuerdo (desde 2009 ya los había recortado a 20 millones) y no mandó un euro a Extremadura. También recortó en tres millones la aportación a Canarias y mandó sólo 3.000 euros a la dinamización de la zona donde se ubica la central nuclear de Garoña (Castilla y León).

Con la llegada de Rajoy Extremadura recuperó esos fondos, y recibió cuatro millones en los presupuestos de 2012 y de 2013, hasta que se ha cortado el grifo este año. En ninguna de estas comunidades ha variado significativamente la situación de sus parados y siguen siendo junto a Andalucía las que ofrecen peores resultados. Canarias tiene un 32,55% de paro y Extremadura un 32,14%, segunda y tercera en este ranking, sólo por detrás de la comunidad andaluza.

Durante el Gobierno de Zapatero la Junta de Andalucía hizo mutis por el foro sobre la reclamación. De hecho, el PP (que ahora calla) fue el que hizo argumentario de esta petición. En un debate de una proposición no de ley presentada por el PP el 14 de octubre de 2010 (de curiosa lectura) el diputado Juan Ignacio Zoido denunciaba "que Andalucía nunca ha sido beneficiaria de un plan de empleo integral por parte del Gobierno de Zapatero. Y ustedes se callan. Mientras el señor Griñán anuncia una reforma profunda del Servicio Andaluz de Empleo".

El diputado de IU Pedro Vaquero denunciaba una "lealtad excesiva" desde el Gobierno andaluz hacia el Gobierno del Estado (ambos del PSOE), pero matizaba que Andalucía ha tenido "desde tiempo inmemorial un tratamiento, también especial, respecto de las políticas activas de empleo, con un Plan de Empleo Rural (PER), "del que estamos disfrutando año tras año" y que "si nosotros nos integrásemos en esos planes para comunidades autónomas a nivel del Estado, perderíamos, saldríamos perdiendo". La entonces diputada rasa del PSOE Susana Díaz no hizo referencia a esta reclamación y se centró en la deuda histórica.

Consejeros de Empleo socialistas sí que aludieron a fondos recibidos bajo este concepto por la comunidad, aunque para planes provinciales. En 2009 el plan integral para el empleo en la Bahía de Cádiz recibió 15 millones. Hoy Cádiz es la región con más paro de Europa. En 2007 el programa Activa Jaén recibió 11 millones.

Con Rodríguez Zapatero otras dos regiones gobernadas entonces por el PSOE recibieron estos fondos. Galicia se incorporó en 2006 y mantuvo 24 millones de euros en cuatro ejercicios. Castilla-La Mancha se benefició de 15 millones de 2007 a 2010, hasta que el PSOE perdió las elecciones y entró Cospedal.

La Junta de Andalucía reclama ahora un plan extraordinario de empleo, con Rajoy al frente del Gobierno central y cuando estos fondos se han extinguido para todas las comunidades autónomas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios