Roca queda en libertad tras reunir en 17 días un millón de euros de fianza

  • El juez desestima los recursos del Ministerio Fiscal, del Ayuntamiento de Marbella y de la Junta · El juez instructor del caso Malaya reconoce en su auto los "marcadores ciertos de riesgo de fuga"

Comentarios 16

Diecisiete días ha tardado el presunto cerebro de la trama de corrupción urbanística de Marbella, Juan Antonio Roca, en reunir el millón de euros solicitado por el juez para conseguir la libertad provisional, después de pasar dos años en prisión. Ayer, a las 11:48, el juzgado recibía un telefax que avisaba del ingreso del dinero y seis horas y media después, Roca abandonó la cárcel de Albolote, en Granada. El ex asesor de urbanismo salió del centro penitenciario escoltado por sus abogados y vestido con un traje de chaqueta. A la puerta de la prisión atendió a los medios para dar un mensaje: cree que llegó el momento de contar su versión de los hechos.

Tras recibir la fianza por la mañana, el titular del juzgado de instrucción número cinco de Marbella, Óscar Pérez, acordó el auto de la libertad provisional del ex asesor de urbanismo marbellí. En el mismo, rechaza de forma pormenorizada los recursos interpuestos por el Ministerio Fiscal y la acusación particular que conforman el Ayuntamiento de Marbella y la Junta de Andalucía, que se opusieron a que el procesado abandonara la cárcel por el riesgo de fuga. "Declaro bastante la fianza depositada y, por ello, la libertad de Juan Antonio Roca", se extrae del texto judicial.

El magistrado se hace cargo en su auto de la posibilidad de fuga del procesado: "La existencia de fondos en paraísos fiscales es circunstancia que agrava el riesgo" e insiste en que "en el caso que nos ocupa, no puede ocultarse, existen marcadores ciertos de riesgo de fuga". Por ello, impone al presunto cerebro de la trama la obligación de comparecer de forma inmediata "ante este juzgado o el que preste servicio de guardia para designar domicilio, quedando sometido a una obligación de comparecencia diaria en la sede judicial de Marbella.

Roca ayer declaró que aún no ha decidido dónde fijará la residencia, aunque de momento irá a su casa de Marbella. El imputado podría trasladarse a Madrid en busca de mayor anonimato, pero la decisión quedaría aplazada hasta que su hijo termine los estudios de Bachillerato. De producirse un cambio, el juez le insta a comunicárselo.

Óscar Pérez ordena asimismo la retirada de pasaporte al procesado, al que prohíbe salir del territorio español y acercarse a una distancia inferior a 500 metros de cualquier aeropuerto.

En cuanto al origen del dinero para pagar la fianza, el propio Roca declaró que lo había obtenido gracias a las donaciones de amigos y familiares. El presunto cerebro de la trama de corrupción es el único imputado que seguía en prisión preventiva dos años después de su encarcelamiento.

El Ayuntamiento de Marbella calificó de "auténtico insulto" al municipio que Juan Antonio Roca salga de prisión. Mientras, IU anunció que hoy mismo realizará una concentración ante la vivienda de Juan Antonio Roca en Marbella. Otro de los principales imputados del caso Malaya, Julián Muñoz, acaba de pasar los primeros tres días de permiso carcelario en la ciudad después de salir de la cárcel el pasado sábado. En su estancia en la Costa del Sol, sin embargo, se ha ganado el insulto de sus vecinos cada vez que ha pisado la calle.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios