El Supremo avala la pena de 19 años de cárcel para Tony King

  • El recurso interpuesto por el británico fue desestimado porque se confesó culpable

El Tribunal Supremo (TS) confirmó ayer la condena de 19 años de cárcel impuesta al británico Tony Alexander King por el asesinato de la joven mijeña Rocío Wanninkhof, que murió tras recibir nueve puñaladas el 9 de octubre de 1999.

Así lo ha sentenciado la sala de lo penal del Alto Tribunal desestimando el recurso interpuesto por King contra el fallo dictado por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), que confirmó la condena de 19 años que le impuso en diciembre de 2006 la Audiencia de Málaga tras el veredicto de culpa de un jurado.

El TSJA estableció el pasado mes de abril que el dictamen, desfavorable para King, estaba "suficientemente motivado" al existir "una carga incriminatoria tan nítida y fácilmente identificable" que no cabe duda de cuáles fueron las razones por las que se concluyó que los hechos sucedieron como se narraba en la sentencia.

Según el TSJA, la "trascendencia" de la declaración de King durante la instrucción, en la que confesó ser autor directo del crimen, fue corroborada por varios hechos e indicios "de gran relevancia" como el hallazgo de restos biológicos del acusado en el lugar del crimen, su conocimiento exacto de las áreas dónde se perpetró o el paralelismo de los hechos con otros por los ya que se le había condenado.

King debe cumplir 36 años de cárcel por el asesinato de la joven de Coín (Málaga) Sonia Carabantes, en agosto de 2003 y a siete años más de prisión por el intento de violación en 2001 de una joven en Benalmádena.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios