El Tribunal de Cuentas embarga 118 bienes a los herederos de Jesús Gil

  • El fallo da la razón al Ayuntamiento, que espera garantizar el pago de 100 millones de una sentencia

El Tribunal de Cuentas, dando la razón al Ayuntamiento de Marbella, ha decretado ya el embargo preventivo de 118 bienes de los herederos del ex alcalde marbellí Jesús Gil, con los que se pretende restituir parte del patrimonio municipal y garantizar el pago de los 100 millones de euros previstos en una sentencia. El Consistorio solicitó la intervención de 43 locales comerciales, seis viviendas, cinco parcelas y 96 plazas de garaje situados en Marbella, Madrid y el municipio malagueño de Torremolinos, entre otras localidades. Muchas de ellas han sido retenidas judicialmente.

Las propiedades están registradas a nombre de las sociedades del Club Financiero Inmobiliario, Miranco, Vegangelas y las promotoras Alhambra y Alcazaba, en las que figuran como representantes los hijos del ex regidor -Jesús, Miguel Ángel, Fernando y María Ángeles Gil Marín-, a quienes se considera responsables contables solidarios a título lucrativo como beneficiarios de la actividad del Consistorio hasta 2006. Desde el equipo de gobierno del PP mostraron de nuevo la satisfacción por los embargos y su portavoz, Félix Romero, confió en que puedan compensar, en parte, lo que salió de las arcas municipales.

El auto, dictado en Madrid el 15 de febrero, según informó ayer Sur, da la razón al Ayuntamiento marbellí, que había solicitado esta medida cautelar. En abril de 2011 una sentencia condenatoria obligaba a los herederos de Jesús Gil a devolver a la ciudad 108,3 millones de euros por transferencias sin justificar desde el Ayuntamiento a cuatro sociedades municipales entre los años 1994 y 1999. Se trata de la misma sentencia judicial en la que fue condenado el ex teniente de alcalde Pedro Román.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios