Un abogado de Cádiz deberá pagar 255.000 euros a dos clientes por una negligencia

  • El letrado olvidó presentar unas demandas civiles y laborales por la muerte de dos trabajadores

Comentarios 5

El abogado gaditano Ramón Dávila Guerrero tendrá que pagar 255.000 euros a dos viudas y a los nueve hijos que suman ambas por negligencia profesional. La última sentencia al respecto es de la Audiencia Provincial y ha aumentado la cifra de indemnización que aparecía en la primera del Juzgado de Primera Instancia número 4 de Cádiz. La cuantía es una de las más las más altas fijadas en España por negligencia en el ejercicio de la Abogacía. Dávila ha presentado recurso de casación ante el Tribunal Supremo.

Los hechos que se han juzgado proceden del 31 de octubre de 1986, cuando José Mesa Alarcón, Francisco López Aragón y Juan Vázquez Rodríguez fallecieron en los astilleros de Cádiz al caer al vacío desde 20 metros de altura tras romperse un cable de una grúa.

Las viudas de las víctimas pusieron el caso en manos del abogado Ramón Dávila, que inició la defensa de sus clientes. El problema es que los plazos para la vía civil y laboral prescribieron, por lo que las familias no pudieron acceder a ningún tipo de indemnización.

Una de las afectadas presentó una demanda contra Dávila con una reclamación por daños y perjuicios debido a que "incumplió sus obligaciones al dejar prescribir la correspondiente acción de responsabilidad, tanto en la civil como en la laboral, con el consiguiente resultado de sucesivas sentencias desestimatorias".

La Audiencia consideró insuficientes las cantidades del Juzgado de Primera Instancia y las elevó a 60.000 euros por viuda y 15.000 euros por cada uno de los nueve hijos que suman las dos familias, lo que globalmente son 255.000 euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios