Los accidentes son la primera causa de muerte entre los jóvenes

  • La mayoría de los siniestros se registran durante las madrugadas de los fines de semana y tienen como causa principal el consumo de alcohol y la alta velocidad

Los accidentes de tráfico son ya la primera causa de muerte entre los jóvenes andaluces y la quinta entre los españoles. Se trata de una realidad que ayer puso de manifiesto el secretario de la Delegación Provincial de Salud, Francisco Martín, durante la primera jornada de prevención de accidentes de tráfico en los jóvenes que organizó la Fundación Universitaria para el Desarrollo de la Provincia de Córdoba (Fundecor).

Aunque los fallecimientos son la consecuencia más extrema de los accidentes de tráfico, éstos provocan otros cuantiosos efectos negativos. Prueba de ello es que por cada muerte en un siniestro viario se producen 18 ingresos hospitalarios y 80 atenciones sanitarias. Ante estos datos, Martín hizo un llamamiento a los jóvenes, ya que las víctimas principales apenas tienen entre 18 y 30 años. La mayoría de los accidentes se registran las madrugadas de los fines de semana. Francisco Martín insistió en la necesidad de que se produzca un cambio de mentalidad entre los jóvenes para que "dejen de ver los accidentes de tráfico como algo normal" e incidió en la importancia que tiene la educación vial.

Los accidentes de tráfico causan la muerte de 900 personas cada año en Andalucía, unos 100.000 ingresos en hospitales y provocan, además, 400.000 asistencias de urgencia. Hasta el pasado 30 de noviembre se han producido 2.519 muertes en las carreteras españolas.

Martín aseguró que los últimos estudios que se han realizado acerca de la incidencia de estos siniestros revelan que una persona fallece por cada 18 accidentes viarios que se registran, e indicó que la velocidad y el consumo de alcohol son dos de los factores que tienen una mayor incidencia entre la población joven. Estos datos se han puesto encima de la mesa justo cuando la DGT lleva a cabo la campaña de control de alcoholemia con motivo de las fiestas navideñas.

Según un estudio del Observatorio Nacional de Seguridad Vial, el 1,6 por ciento de los conductores de turismos y furgonetas hablan por el móvil mientras conducen. El mismo informe concluye que la mortalidad por accidentes podría reducirse entre un siete y un ocho por ciento si nadie usara el teléfono al volante.

El documento revela también que el 80 por ciento de los conductores piensa que fumar puede provocar distracción al volante y el 25 por ciento de los encuestados admitió que al menos en una ocasión había sufrido riesgo de accidente por fumar mientras conducía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios