El 54% de las adolescentes reciben las tres dosis de la vacuna contra el papiloma

  • Salud administró 96.000 inyecciones en el primer semestre · Siete de cada 100.000 andaluzas fallecen por la dolencia

El 53,9% de las adolescentes andaluzas que cumplieron 14 años en 2008 completaron las tres dosis que componen la vacuna contra el virus del papiloma humano, causante del cáncer de cérvix o cáncer de útero. La Consejería de Salud informó ayer de que ya se han administrado casi 100.000 dosis del tratamiento.

Hasta el 30 de junio, la sanidad pública andaluza puso a disposición 96.000 dosis de esta vacuna que, a partir de septiembre, se incluirá como medida obligatoria en el calendario de vacunación infantil.

La vacuna contra el virus del papiloma está formada por tres dosis que se administran al mes y a los seis meses de la primera inyección. Está disponible en 1.492 ambulatorios de Andalucía y puede solicitarse mediante el servicio de cita previa a través del número de teléfono de Salud Responde (902 505 060).

De todas las dosis administradas en los diez meses de vigencia, el dato por provincias indica que el 23% correspondieron a Sevilla, seguida de Málaga, con un 19%, y en tercer lugar de Cádiz, con un 14%.

Se estima que cada año se producen en el mundo más de 500.000 nuevos casos de cáncer de cuello de útero y alrededor de 280.000 defunciones. Los datos recientes de mortalidad indican que gracias a los métodos de prevención el nivel de fallecimientos en Andalucía es mucho menor, aunque la media autonómica es de siete por cada 100.000 mujeres.

El VPH (Virus Papiloma Humano) es un virus de transmisión sexual y su contagio se produce por medio del contacto genital. Recientes investigaciones, han garantizado que la vacuna contra el virus es capaz de proteger a la mujer en un 98%, de las lesiones que puede llegar a producir esta enfermedad.

Este tipo de vacunas forman parte de las iniciativas que se han desarollado en los útimos años para prevenir las enfermedades que pueden derivarse de las relaciones sexuales, en especial, entre los adolescentes que, hoy por hoy, es el colectivo más vulnerable a la hora de contraer el virus del papiloma humano.

Además de esta utilidad, la vacuna también protege a las adolescentes de otras enfermedades que pueden llegar a causar lesiones en el útero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios