Un indulto "agridulce" deja en manos de la Audiencia la libertad de Montes Neiro

  • El Consejo de Ministros aprobó ayer dos indultos parciales de "algunas de las penas" del preso, por lo que habrá que hacer una liquidación de sus condenas y ver si es suficiente para excarcelarlo · La decisión se podría conocer esta semana

Incertidumbre, alegría, contrariedad y tristeza. Estos fueron los estados de ánimo por los que pasó ayer la familia de Miguel Montes Neiro y su abogado en apenas cuatro horas. La espera de primera hora de la mañana en las puertas de la Audiencia Provincial de Granada, donde su hermana Encarnación y su abogado esperaban la decisión del Gobierno, se transformó en alegría cuando llegó la noticia del indulto firmado por el Consejo de Ministros, que auguraba una libertad inmediata del preso por delitos comunes más antiguo de España, Miguel Montes Neiro. Pero según se fueron conociendo datos llegó la confusión y contrariedad y finalmente la tristeza por conocer que la excarcelación de Neiro no sería inmediata y que, además, dependería todavía de los jueces y la liquidación de penas. Es decir, que habrá que 'echar números' para ver si el perdón parcial autorizado por el Gobierno es suficiente para que se excarcele al preso, que tiene aún penas pendientes de cumplir, ninguna por delitos de sangre.

Las primeras alarmas surgieron cuando se escuchó la intervención del ministro de Fomento y portavoz del Gobierno en funciones, José Blanco, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros en torno a la una de la tarde. "Sí, confirmo el indulto en los términos que presentó el ministro de Justicia en relación con algunas de las penas a las que se referiría la solicitud del indulto". Hablar de alguna de las penas y exclusivamente de la solicitud ministerial hizo temer lo peor.

El indulto es, según su abogado, Félix Ángel Martín, tan ambiguo y confuso que ayer todo estaba en el aire. No tenían claro ni si se perdonaban las condenas e incluso ni si saldría de la cárcel. "Esto es un sinsentido. No está claro nada, no entendemos los indultos ni hemos recibido información oficial alguna, ni la procuradora. Es algo rarísimo y sólo queda esperar a lo que diga la Audiencia Provincial", explicó tras dar muchísimas vueltas al pequeño extracto de texto que pudo conocer a través de un medio de comunicación.

Por tanto, sólo queda esperar a que se pronuncie la sección primera de la Audiencia Provincial, que es la que recibe el expediente de indulto parcial y realiza la liquidación de las penas al ser los últimos en juzgar a Montes Neiro. Una decisión que se podría conocer en unos días. Además, la Audiencia Provincial tiene la orden del Tribunal Supremo de contabilizar de nuevo las condenas del preso tras el recurso de Montes Neiro.

Oficialmente se han aprobado dos indultos parciales sobre los dos informes presentados al Consejo de Ministros por el Ministerio de Justicia. El primero de estos dos expedientes hace referencia a la pena de cuatro años y medio de prisión (por delitos de robo, tenencia ilícita de armas y detención ilegal) por la que "se le indulta al completo, a condición de que no vuelva a cometer delito doloso en el plazo de cuatro años". El segundo expediente de indulto aprobado por el Gobierno es sobre la pena de multa impuesta por una falta que se negó a pagar y fue castigada con arresto sustitutorio. "Se le indulta a condición de que no vuelva a cometer delito doloso en el plazo de dos años", según informó el Ministerio de Justicia en un escueto comunicado.

Pero Montes Neiro aún tiene otras ejecutorias pendientes al margen de los dos casos afectados por los indultos. Actualmente cumple otra condena de 13 años impuesta por la Audiencia Provincial de Córdoba por dos delitos de detención ilegal, robo con intimidación y tenencia ilícita de armas. Esta causa se acumulaba en un máximo de 12 años junto a la de los cuatro años y medio por la que ha sido indultado, según la ejecutoria dictada en su día por la Audiencia Provincial de Málaga.

Además, la Audiencia Provincial de Granada también dictó una ejecutoria por delitos de robo con intimidación en concurso ideal con allanamiento de morada, detención ilegal y robo con violencia por unos hechos cometidos en 2006 cuando se encontraba fugado tras no regresar de un permiso de salida y por los que fue condenado a 13 años, que tendría que comenzar a cumplir en enero cuando termine la pena actual. Y de este último caso, nada se habla en el indulto. "Por esto digo que es algo rarísimo que aún no entendemos", matiza el abogado.

Pero hay otra opción. Si finalmente el indulto no es suficiente para la libertad inmediata del preso una vez recibida la gracia del Gobierno, sí podría contribuir a su excarcelación aunque en otros términos, en los de libertad condicional. Esta 'ayuda' del Gobierno podría llevar a que Montes hubiera superado ya las dos terceras partes de la pena, por lo que se podría solicitar la condicional, aunque este trámite podría llevar meses de gestión.

Aunque no son más que meras conjeturas ya que hasta que la Audiencia no se pronuncie no se sabrán los efectos de los indultos, que dejan con una clara sensación "agridulce" a la familia y a sus allegados, que esperaban que ayer mismo ya pudiera estar en casa.

Tras conocer la noticia el líder de IU, Cayo Lara, manifestó una satisfacción "incompleta" por el indulto ya que su puesta en libertad no será inmediata sino que depende de la liquidación de condenas que hagan ahora los tribunales. Izquierda Unida ha promovido diferentes iniciativas para alcanzar una solución "justa" a la situación de Montes Neiro. De hecho, Lara ha urgido a corregir "esta injusticia".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios