La albacea de Iván y Sara denuncia que el juez retiene sin motivo la herencia

  • Desde marzo ha solicitado en cuatro ocasiones la entrega de los 1,7 millones de indemnización para su reparto sin lograrlo · El decanato ha abierto un expediente de queja por la actuación del magistrado

La albacea testamentaria que debe repartir la herencia de Carmen Fernández, la madre de los menores Iván y Sara, denunció ayer que el juez de Familia número 7, Francisco Serrano, retiene sin motivo alguno los 1,7 millones de euros de indemnización que la mujer logró después del "tortuoso calvario" que la Justicia le reconoció por no haber podido recuperar a sus hijos. Carmen Fernández, que no pudo disponer del dinero porque falleció antes de que el Tribunal Constitucional le diese la razón, a principios de febrero pasado, nombró albacea de su herencia a María Dolores Serrera García, quien ayer explicó en un comunicado que desde marzo ha solicitado hasta en cuatro ocasiones al juez la entrega del dinero con resultado infructuoso.

La responsable de repartir la herencia se mostró "sorprendida" ante la noticia de que el juzgado de Familia no había podido iniciar el reparto porque Sara, la hija de Carmen Fernández, no se había personado en el expediente.

La albacea aseguró que el juzgado "no tiene que iniciar ni tramitar reparto alguno de la herencia", porque esta tarea corresponde a la encargada de hacer cumplir el testamento por expreso deseo de la fallecida. María Dolores Serrera recuerda que la doctrina del Tribunal Supremo establece que "el albacea contador partidor actúa como un álter egopor fallecimiento del causante, gozando de las mismas facultades que tenía". También le corresponden, según la jurisprudencia del Alto Tribunal, las funciones de "contar y partir la herencia, invistiéndolo de todas las facultades para cumplir la voluntad del causante hasta la adjudicación y entrega de los bienes de la herencia, "otorgándole incluso la facultad de interpretar el testamento".

María Dolores Serrera sostiene que, de acuerdo con esta doctrina, "ni hay ni puede haber en el juzgado de Familia número 7 expediente alguno al efecto, ni tiene el juzgado atribución legal alguna para entregar cantidades a persona distinta a la albacea".

La responsable del reparto de la herencia afirma que se ha dirigido hasta en cuatro ocasiones al juez de Familia. La primera petición fue realizada por escrito, con fecha 11 de marzo. Ante la falta de respuesta, la albacea reiteró la solicitud presentando un nuevo escrito en el registro el 18 de marzo y mediante un fax enviado al propio juzgado al día siguiente, 19 de marzo. "Ante el silencio del juzgado", la albacea presentó una nueva petición para la entrega de la indemnización con fecha 10 de abril y, en este documento, se trasladó al juez el "relevante perjuicio" que se le estaba causando a los herederos de Carmen Fernández al "continuar el dinero retenido presuntamente sin rentar interés alguno". La albacea denuncia además otros perjuicios, como no poder llevar a efecto el reparto de la herencia en el plazo inicialmente previsto.

La falta de respuesta del juzgado, que es el "único obstáculo" que ha encontrado hasta el momento la responsable del reparto de la indemnización, ha motivado la presentación de una queja ante el decanato de los juzgados de Sevilla, que ha abierto un expediente y ha solicitado ya información de lo ocurrido al juez Francisco Serrano.

Si este expediente concluye que no tiene sentido la queja presentada será archivado, mientras que si hay indicios de lo contrario, de que se ha retenido sin motivo alguno el dinero, el decano tendría que poner los hechos en conocimiento de los órganos disciplinarios del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), según confirmaron fuentes judiciales.

Mientras se tramita el expediente de queja por el decanato de los juzgados y los herederos esperan la entrega de la millonaria indemnización, la albacea testamentaria de Carmen Fernández consideró ayer que es "absurdo" hablar de que los hijos mayores de la fallecida ya se han personado en el juzgado de Familia para cobrar el dinero o que los herederos han podido solicitar el pago de la millonaria indemnización desde hace dos meses y medio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios