Un niño de 4 años muere ahogado tras precipitarse al Guadalquivir

Un niño de cuatro años de edad murió a última hora de ayer ahogado en el río Guadalquivir, a cuyo cauce se precipitó por causas accidentales según relataron testigos presenciales, poco después de las diez y media de la noche. Fuentes de la Subdegelación del Gobierno en Córdoba explicaron que el suceso se produjo en el Puente de Miraflores y que en el mismo también se vio envuelta la madre del pequeño, que se lanzó al agua con el fin de rescatarlo, algo que no pudo conseguir.

Tras el aviso, numerosos agentes de la Policía Nacional, de la Local y de los Bomberos se desplazaron al lugar de los hechos y pusieron en marcha en primer término un dispositivo de búqueda especialmente centrado en el tramo de río que comprende entre el Puente de Miraflores ya mencionado y el Puente Romano. Las labores dieron como resultado la aparición de la madre, que pudo ser rescatada por dos agentes que no dudaron en tirarse al agua para salvar su vida. La mujer, de 49 años según la información oficial, salió del cauce con hipotermia y a última hora de anoche seguía siendo atendida por los Servicios de Emergencia Sanitaria desplazados a la zona. Su vida, no obstante, no corría peligro.

Las tareas de búsqueda del pequeño no tuvieron por contra el mismo resultado positivo y durante alrededor de una hora se vivió una gran sensación de angustia entre las muchas personas que ya se habían enterado del suceso, ya que al ser viernes por la noche eran cientos los cordobeses y turistas que a esa hora paseaban por la zona. Las fuerzas de seguridad y los bomberos inspeccionaron el río con intensidad y finalmente se confirmó la peor noticia posible cuando pudo rescatarse el cadáver del menor a la altura del Puente de San Rafael y en la orilla próxima al Hotel Hesperia.

Al cierre de esta edición, los agentes de la Policía esperaban por su parte la llegada de la Autoridad Judicial para proceder al levantamiento del cadáver.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios