Una juez imputa a 4 científicos del Banco de Células Madre de Granada

  • Una mujer denuncia las investigaciones por un presunto delito de manipulación genética · Las declaraciones se suspenden hasta un análisis más profundo del caso

Comentarios 0

Cuatro científicos del Banco de Células Madre de Granada han sido imputados por sendos presuntos delitos de manipulación genética, tras la denuncia interpuesta el pasado 27 de septiembre por Carmen Areosa en un juzgado de guardia de Santiago de Compostela.

Aunque en principio se fijó para hoy la toma de declaración de los científicos, una juez del Juzgado de Instrucción 8 de Granada firmó ayer el archivo sine die (hasta nueva fecha no precisada) de la citada comparecencia. Areosa, que expresó ayer su satisfacción porque la denuncia "surtió efecto", sostiene que la investigación con células embrionarias es "anticonstitucional".

Según fuentes judiciales, la Fiscalía, a cuya instancia se pidió la declaración como imputados de los científicos, ha reclamado las actuaciones judiciales por este caso después de que la jueza -que no es la titular del juzgado sino sustituta- remitiera la relación de pruebas pedidas a todas las instituciones y organizaciones implicadas. En ese momento, el fiscal realizó un breve dictamen en el que solicitaba la suspensión de la declaración de los científicos como imputados. Entre los llamados a declarar están el actual director del Banco, Pablo Menéndez y el anterior responsable e investigador, Ángel Concha, además de otros dos científicos.

La Fiscalía quiere analizar más en profundidad esta denuncia, a lo que la juez ha accedido. Este hecho deja entrever una posible precipitación en la llamada a declarar a los cuatro científicos tras la denuncia, remitida íntegramente al juzgado granadino desde Santiago de Compostela, lugar de residencia de la denunciante.

La suspensión de la toma de declaración y la opción de estudiar más a fondo el caso es un indicio de un próximo sobreseimiento o archivo del caso.

La práctica investigadora de los científicos con células madre está regulada y protegida por una ley andaluza y dos nacionales. En Andalucía existe la ley 7/2003 que regula la investigación con preembriones humanos no viables para la fecundación in vitro. A nivel nacional, están la ley 14/2006 sobre técnicas de reproducción asistida y la 14/2007 de investigación biomédica.

Carmen Areoso declaró ayer a Europa Press que su motivación fue "cumplir con su conciencia". La mujer dijo que ha presentado otras siete denuncias para protestar contra los experimentos con células madre, "que hasta ahora no se sabe que hayan dado resultados". Areoso reconoció que no le importa el desenlace del proceso judicial abierto, ya que considera que "alguien se habrá concienciado de que no se puede frivolizar con la vida humana".

La denunciante es voluntaria de Radio María y colaboradora de Red Madre, una asociación que ayuda a futuras madres en riesgo de aborto por las dificultades de su embarazo apoyada, entre otras, por el Foro Español de la Familia.

En la denuncia figura, según publicaba el diario Ideal, que la investigación con preembriones supone un "atentado contra la vida" y que es "anticonstitucional".

El ministro de Sanidad, Bernat Soria, investigador de primera línea con células madre, aseguró que "cabe esperar" que el caso no vaya a más ya que España "tiene uno de los instrumentos jurídicos más escrupulosos del mundo en los temas de investigación con células madre de origen embrionario", por lo que la ley da "seguridad jurídica a los investigadores".

más noticias de ANDALUCÍA Ir a la sección Andalucía »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios